Voces contra la turistificación

Fuerte presencia policial en el vermut del colectivo Ciutat per a qui l'habita, celebrado ayer en la plaza de Cort

06.08.2017 | 02:45
Voces contra la turistificación

Lo que dicen ellas

  • "Las medidas de este gobierno son tibias. No han querido replantear el modelo turístico"
  • "Hay que romper el discurso falso de que vivimos del turismo. ¿Con contratos precarios?"
  • "Cuidado con el discurso de la diversificación turística: lo que se ha de diversificar es la economía"
  • "Las políticas extractivas destrozan el medio ambiente y el tejido social generando violencia"

Seis mujeres, integrantes, de un movimiento que le saca los colores al Govern balear con acciones directas en las que bajo la ironía, escenifican, la pérdida del derecho a la vivienda, al espacio público y al entorno urbano, a causa de la gula de la industria turística, hablan con voz común sobre la plaga de la saturación turística que están padeciendo los vecinos del centro de Palma.

De raíz vecinal, modelo asambleario y estructura horizontal se perfila el movimiento Ciutat per a qui l'habita, que desde finales del septiembre del pasado año se han convertido en uno de los Pepito Grillo del actual Govern de pacto de izquierdas al que juzgan "tibio" incluso en la aprobación de la regulación del alquiler turístico. "No han querido replantear el modelo turístico. Siguen pensando, ellos también, que vivimos del turismo. ¿Con contratos precarios? Del turismo se lucran hoteleros y restauradores. Este gobierno no ha sabido salir de la lógica, a su juicio, del consumo. De ahí que todo sea objeto de mercantilización. La turistificación de Palma es el ejemplo más claro".

Son varias las mujeres que enhebran las anteriores afirmaciones. Cinco de ellas prestan voz para alertar de que "si seguimos con este modelo, nos vamos al garete". Irene Barceló, Angélica Guzmán, Maria Bover, Marusia y Ángela, a las que más tarde, se sumará Lola, no se arrugan a la hora de desmentir 'el buenismo' de algunas medidas cuando "somos muchos los inquilinos en el centro de Palma que vivimos angustiados de tener que dejar nuestras casas porque nos suben el alquiler, una manera de echarnos, para poder alquilar a los turistas".

Denuncian casos como el de una anciana de 90 años a la que una empresa alemana le está haciendo mobbing para que deje su piso. La ley que este martes pondrá freno y multas al alquiler vacacional en fincas de pisos no rompe, a su juicio, "un monocultivo, el turístico, en un lugar como Mallorca donde el equilibrio es frágil".

Marusia viene de México, y aquí se ha encontrado, que en su barrio, Canamunt, donde hasta hace un par de años, se vivía vida de barrio, "ahora muchos han sido arrojados de sus casas porque han pasado a ser alquiladas por plataformas tipo airbnb, y los que aún quedamos, sufrimos el ruido, la pérdida de tejido social: la dimensión humana de la ciudad".

"El centro se está quedando vacío de residentes para ser ocupado por turistas de paso. Muchos de ellos, ni siquiera saben que ocupan una plaza que ahora es ilegal. Cuando les hemos informado, algunos se han ido. Uno me dijo que en su ciudad está pasando lo mismo; y se solidarizó con nuestro movimiento", cuenta Irene.

Ciutat per a qui l'habita se desvincula de la turismofobia. "Estamos por un turismo de bajo impacto, y eso significa, que dejen de mercantilizar la isla, la ciudad, nuestras vidas. Palma pasará de moda, otros destinos volverán a ser los elegidos por la depredadora industria turística; ¿qué dirán entonces, cuando ya no queda nada de la isla, ni siquiera nosotros?" "Nos queda poco tiempo", Retan a la Administración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Diario de Palma

El Mercat 1930 se inaugura en el paseo Marítimo hoy

El nuevo espacio gastronómico abre sus puertas a las ocho de la tarde - El objetivo es volver a...

Son Roca acoge su primer ´correfoc´

Son Roca acoge su primer ´correfoc´

Unos 50 ´dimonis´ y una batucada protagonizaron el espectáculo Imperium el viernes por la noche en...

Diez familias sin orden de desalojo piden ayuda a Cort para abandonar Son Banya

Diez familias sin orden de desalojo piden ayuda a Cort para abandonar Son Banya

En total, Bienestar deberá realojar a los vecinos de 25 viviendas, pero reconoce "dificultades"...

La trastienda del ´street art´

Soma, Joan Aguiló y Marina Molada forman parte del valioso legado de arte efímero con el que...

La demanda de agua se dispara un 45% respecto al invierno

El suministro de Emaya a Palma y a otros municipios supera los 3,4 millones de metros cúbicos en...

´Carretons´ fieles a Sant Bernat

´Carretons´ fieles a Sant Bernat

Sólo dos carretas participaron en la romería que tuvo que competir con otra en Son Serra - El...

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine