11 de junio de 2016
11.06.2016
Control de plagas

Un helicóptero contra los mosquitos

La empresa Lokímica fumigó ayer los humedales de Platja de Palma y el Pla de Sant Jordi para prevenir una plaga de insectos

11.06.2016 | 01:33
Un helicóptero contra los mosquitos
El helicóptero fumigó 200 hectáreas de terrenos inundables de ses Fontanelles y el Pla de Sant Jordi.

Llega el calor, vuelven los mosquitos. Y antes de que se conviertan en una plaga, la empresa de control de plagas que trabaja para el Ayuntamiento ha desplegado su herramienta más efectiva contra los insectos voladores: el helicóptero.

Entre las siete y las nueve de la mañana, fumigaron los humedales de la Platja de Palma y el Pla de Sant Jordi. En varias de estas zonas hay agua estancada que reúnen las condiciones idóneas para que se multipliquen los mosquitos. Un ejemplo de ello es la balsa de Can Guidet.

El nivel freático está casi a ras de suelo, por lo que si se riegan los campos difícilmente filtrará el agua. Esos charcos, sumados a las temperaturas superiores a los 30 grados centígrados, son un campo de cultivo para los mosquitos comunes.

Lokímica, la empresa responsable del control de plagas en Palma, utilizó ayer un nuevo producto: un granulado que ataca a las larvas de los mosquitos y las mata antes de que se conviertan en adultas. Según explicó el responsable de la compañía en Balears, Alberto Chordá, los pequeños granos tardan más en disolverse en el agua, por lo que hacen efecto durante más tiempo: entre 15 y 30 días, el doble que con el líquido larvicida.

Ese producto utiliza el mismo principio activo de años anteriores. Se trata del Bacillus thuringiensis de variante israelí. Está pensado para atacar solo a las larvas de los mosquitos comunes. No afecta a otros insectos ni es perjudicial para las personas. Tampoco daña las cosechas, al ser de origen biológico y no químico.

Durante las dos horas en que el helicóptero estuvo volando, aplicaron el tratamiento a una superficie aproximada de 200 hectáreas, de las que unas 80 estaban inundadas o a punto de estarlo. Aunque en anteriores ocasiones el helicóptero llegaba a Palma en mayo, la presencia del aparato se ha retrasado este año a junio para esperar temperaturas más altas.

Este tratamiento puntual con el helicóptero se complementará durante el resto del verano con la fumigación por vías terrestres mediante el uso de vehículos todoterreno que pulverizan un larvicida líquido. Esas tareas de prevención se prolongarán hasta los meses de octubre o noviembre en función de las temperaturas y la humedad.

El helicóptero, aunque es muy efectivo contra los mosquitos, es una herramienta excepcional. Su uso está cubierto una vez al año. En años anteriores el Ayuntamiento lo ha vuelto a traer a finales de verano o principios de otoño ante la posibilidad de una plaga de insectos.

Para evitar la proliferación de los mosquitos comunes, el Ayuntamiento de Palma aconseja a la ciudadanía que limpien de forma regular las piscinas, estanques o albercas. En caso de que no vayan a utilizarlas durante un largo tiempo, recomiendan vaciarlas y retirar el agua encharcada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine