Movilidad

Los perros podrán viajar en todas las líneas de la EMT al final del mandato

A partir de ayer las líneas 1, 3, 15 y 21 también aceptarán mascotas sumándose a la 20, 30 y 2, en las que ya pueden viajar desde 2012

17.11.2015 | 02:41
La línea 1, que une el puerto con el aeropuerto, es una de las siete que ya aceptan perros.

Los perros podrán viajar en determinadas condiciones en todas las líneas de la Empresa Municipal de Transportes (EMT). El teniente de alcalde de Movilidad y presidente de la EMT, Joan Ferrer, prevé que este objetivo se alcance a finales del presente mandato, aunque las ampliaciones se realizarán "con prudencia y de forma gradual".
Por el momento ayer se ampliaron con otras cuatro las líneas de la empresa municipal que aceptan perros acompañados por sus propietarios previo pago de los 30 céntimos estipulados en la tarifa. Se trata de la línea 1 , que conecta el centro de la ciudad con el puerto y aeropuerto; la 3, que une el Pont d´Inca con Illetes; la 15 de la Platja de Palma y la 21, que conecta la zona turística con el aeropuerto.
Estas líneas se suman a las que desde 2012 ya aceptaban mascotas. Una decisión que fue polémica en su momento y que fue pionera en España, aunque ahora ciudades como Zaragoza, Santiago, Madrid y Barcelona la han adoptado o se plantean hacerlo.
Hasta el momento solo aceptaban mascotas las líneas 20, que une San Agustí con Son Espases; la 30 de Sant Joan de Déu y la 2 de circunvalación del centro. En su momento se incorporó la línea 30 de Sant Joan de Déu, con el fin de facilitar el acceso a la zona de es Carnatge en la que se permite el baño a las mascotas.
Según Ferrer, no es casualidad que ahora se hayan incorporado a la iniciativa las líneas que conectan la ciudad con las zonas turísticas de la Platja de Palma. Se ha hecho así para permitir un período de adaptación de los usuarios del servicio con esta nueva iniciativa.
Se cree que en temporada baja va a ser más fácil esta adaptación, porque, según el concejal, "ahora es un momento en el que no hay una gran afluencia de pasajeros, lo que permitirá ver mejor como reaccionan los usuarios de estas líneas a esta nueva realidad".
No obstante, no se descarta introducir cambios en el servicio, como por ejemplo la implantación de horarios en los que puedan viajar las mascotas si en temporada alta se comprueba que la medida puede afectar al normal funcionamiento de las líneas.
En este sentido, el concejal indicó que se trata de una iniciativa que se encuentra en una fase experimental, lo que implica que puede haber modificaciones en función de los resultados.
Según indicó Ferrer, los perros son animales de compañía y el ciudadano, cuando tiene necesidad de movilidad, ha de tener la oportunidad de seguir acompañado por su mascota cuando utiliza el transporte público. El concejal recordó que se ha tomado como referencia el sistema que ya funciona en ciudades como Londres, Berlín o Estocolmo.
Por el momento se va a mantener la tarifa de acceso de los perros al transporte público que, desde su aprobación en 2012, es de 30 céntimos, la misma que se aplica a los usuarios en edad escolar que viajan con tarjeta ciudadana. En la línea 1 del aeropuerto, no obstante, la tarifa será de 1 euro.

También se mantendrán, por el momento, las condiciones en las que pueden viajar las mascotas en el transporte público. Además de viajar acompañados por sus dueños, deben hacerlo llevando correa y bozal, excepto si van en una cesta de transporte, y solo podrán subir al autobús cuando este no esté muy lleno. En caso contrario, el chófer puede negarse a aceptar la mascota por cuestiones de seguridad.
Los perros de razas calificadas como peligrosas tampoco son admitidos. Los usuarios deben acceder al vehículo, junto con su perro, por la puerta delantera y, una vez abonado el billete, han de situarse al fondo del autobús.
Hasta ahora, y teniendo en cuenta la experiencia acumulada desde 2012 en las líneas en las que se aceptan perros, se han contabilizado un total de 1.300 viajes de mascotas. En el caso concreto de la línea 30, que conecta la ciudad con la playa de es Carnatge, en la que pueden bañarse las mascotas, se han realizado un total de 969 viajes. Por el momento no se han producido incidentes de importancia.
Según Ferrer, la iniciativa a responde a la demanda de la Plataforma Balear para la Defensa de los Animales (Baldea), aunque también se han tenido en cuenta las necesidades de lo usuarios.
La empresa municipal realizará una campaña informativa sobre la incorporación de estas cuatro nuevas líneas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine