Medio ambiente

Emaya invertirá 9,4 millones para evitar vertidos al mar cuando llueve

La empresa ha aprobado el proyecto de construcción de una nueva estación de impulsión

05.09.2015 | 02:26
La playa de Ciutat Jardí permanece cerrada por vertidos de agua del torrente.

La Empresa Municipal d'Aigües i Clavegueram (Emaya) invertirá 9,4 millones para evitar los vertidos al mar de agua residual mezclada con la pluvial cuando se producen lluvias abundantes como ha ocurrido esta semana. El consejo de administración celebrado el jueves por la tarde aprobó el proyecto de construcción de una nueva estación de impulsión y las conducciones de subida hacia la planta depuradora de Sant Jordi por un importe de 9,4 millones.

Una vez realizado el proceso de licitación el plazo de ejecución de las obras contemplado en el proyecto es de 12 meses. La empresa solicitará a la dirección de Recursos Hídricos del Govern la indemnización con carácter de "urgencia perentoria" para poder financiar las obras.

En estos momentos existen una serie de estaciones de bombeo a lo largo de la costa palmesana que concentras sus caudales en una estación intermedia situada en la calle Parcelas, a un kilómetro de la costa, desde donde el caudal se dirige a la depuradora del Coll den Rabassa. Este sistema, según la empresa, "tiene una capacidad insuficiente" y es el culpable en ocasiones de vertidos al mar cuando la lluvia incrementa el caudal de los colectores, como ha ocurrido esta semana. El problema se agrava en caso de averías, "inevitables dada la antigüedad del sistema".

Con el fin de bombear las aguas residuales de la zona a la depuradora se proyecta una nueva estación de impulsión de La Ribera además de un gran colector de subida. Con esta nueva infraestructura sera posible eliminar dos antiguas estaciones de impulsión tras la modificación de algunos viejos colectores de aguas fecales.

Este proyecto se incluye en otro más amplio aprobado en 2009, que comprendía una serie de actuaciones en el denominado 'Caz', que recoge y distribuye el agua pluvial a lo largo de toda la primera línea de la Platja de Palma, además de intervenciones en el torrente de sa Síquia.

Este proyecto , con el fin de facilitar su ejecución, se subdividió en cinco fases. Las tres primeras afectaban a las actuaciones previstas en el 'Caz', ya realizadas. La aprobada el pasado jueves se corresponde con la cuarta fase. Quedaría la ejecución de una quinta, correspondiente a la intervención sobre el torrente de sa Síquia. En relación a los vertidos al mar el agua residual mezclada con la pluvial, que han obligado al cierre de parte de la playa de Palma, y las de Can Pere Antoni y Ciutat Jardí, el portavoz de Ciudadanos en Cort, Josep Lluís Bauzá, ha exigido que "se adopten las medidas necesarias para evitar que se desborden las depuradoras en las playas de la ciudad". Considera "vergonzoso que en pleno siglo XXI tengamos estos problemas en las playas de Palma", por lo que instó a que "una parte del presupuesto municipal debe destinarse a solucionar este problema que afecta a todos los ciudadanos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine