07 de agosto de 2016
07.08.2016
Natación

Sóller celebra la final como un título

Más de 200 personas vibraron en un abarrotado Teatro Victòria con la clasificación de su vecino más ilustre entre los ocho mejores de la prueba

07.08.2016 | 01:08
Sóller celebra la final como un título

Más de 200 personas abarrotaron el teatro Victòria de Sóller para seguir ayer por la tarde el debut de Joan Lluís Pons en sus primeros Juegos Olímpicos en la prueba de 400 metros estilos, en la que se clasificó para la final y batió un nuevo récord de España con un tiempo de 4:13'55'.

Los forofos que asistieron al teatro, donde se había instalado una pantalla gigante, estallaron en gritos y aplausos cuando la clasificación salió impresa en la pantalla en la que se le otorgó el pase para la final de la pasada madrugada. A la cita acudieron los padres del nadador solleric, Joan Pons y Francisca Ramon, que no pudieron contener sus lágrimas de emoción tras el buen resultado que cosechó su hijo, que le sitúa como el primer solleric y mallorquín que disputa una final de natación en unos Juegos.

El ambiente de ayer por la tarde estuvo muy caldeado. Y no solo por el calor que hacía en Sóller y dentro del teatro parroquial. Aficionados al deporte, amigos, familiares, muchos jóvenes de Sóller, miembros del grupo scout donde creció Joan Lluís Pons o deportistas del club de natación de Son Angelats, no quisieron perderse la oportunidad cuasi histórica de seguir por televisión una prueba que catapultó al joven nadador de 19 años a la final olímpica. No es por menos si se tiene en cuenta que Pons consiguió un hito histórico en la natación de nuestro país con un tiempo de 4:13.55, lo que le augura una carrera fulgurante al nadador solleric si se tiene en cuenta su corta edad.

El tiempo conseguido es el segundo récord que obtiene el olímpico en menos de un año y lo coloca como el mejor nadador de España en los 400 metros estilos. Pons batió ayer su propio récord.

En los escasos minutos que duró la prueba, el público no pudo contener su nerviosismo. Los familiares mucho menos, porque sabían lo que se estaba jugando el olímpico solleric. Tras conocerse la clasificación el teatro se puso en pie y estalló en júbilo. Y muchos asistentes abrazaron a los familiares más próximos a Joan Lluís por el mérito conseguido por su hijo.

Y ¿por qué tanta alegría? El solleric fue el primer nadador español en debutar en Río y lo hizo en la segunda eliminatoria batiendo su propia marca y consiguiendo un nuevo récord de España. El anterior lo estableció en los Nacionales Open de Sabadell, el pasado marzo. Con esa proeza logró meterse en la final con el octavo y último mejor tiempo.

El alcalde Jaume Servera, que asistió a la retransmisión junto a otros concejales, felicitó al nadador y a su familia y afirmó que "clasificarse para la final es ya de por sí un objetivo que colma todas nuestras expectativas". "Es un premio a este maravilloso año".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine