05 de agosto de 2016
05.08.2016
Alba Torrens, baloncesto

En Río está la medalla que le falta

La jugadora de Binissalem busca en Brasil ampliar su gran palmarés con el soñado podio olímpico

06.08.2016 | 02:07
En Río está la medalla que le falta

­La medalla olímpica. Alba Torrens tiene un reto, un sueño, y está en Río de Janeiro. La jugadora del Ekaterinburg ruso comparte la ilusión de subir al podio con el resto del equipo español femenino de baloncesto. Con Serbia como primer obstáculo en el camino hacia la gloria, la selección que dirige Lucas Mondelo –en su día entrenador del Jovent palmesano en Liga Femenina 2– cuenta con la alero mallorquina como una de sus mejores armas para luchar por un metal que completaría el currículo de un grupo que en los últimos años está acostumbrado a recibir premios, trofeos y felicitaciones.

También Alba Torrens. Desde que se hizo con un hueco en las categorías inferiores de la selección española la mallorquina se ha ido ganando, a base de esfuerzo, sacrificio y algún que otro contratiempo en forma de lesión, un lugar en la historia del baloncesto español, continental y mundial.

Torrens es internacional absoluta con España desde 2008, destacando el título en el Europeo de 2013 y dos bronces más (en 2009 y 2015), además del subcampeonato del mundo en 2014 y el bronce de 2010.

Elegida por la FIBA como ´Mejor Jugadora de Europa´ en los años 2011 y 2014, la de Binissalem ha sido campeona de Liga y Copa en España, Turquía y Rusia. Y por tres veces de la Euroliga, máxima competición europea de clubes: con el Perfumerías Avenida de Salamanca (2011), Galatasaray (2014) y Ekaterinburg (2015).

¿Qué la falta a Alba Torrens? Jugar en la NBA femenina, competición a la que no ha querido ir todavía y en la que podría competir el próximo año, y disfrutar de unos Juegos Olímpicos. Y en Río de Janeiro tiene la gran oportunidad, junto a un grupo de jugadoras en el que las veteranas, que junto a la mallorquina vivieron la decepción de Pekín 2008 –cayeron en cuartos ante la Rusia de la nacionalizada Becky Hammon– y el fracaso de no conseguir plaza para Londres 2012. En Brasil tienen la revancha y la oportunidad de añadir a su palmarés una medalla olímpica. Y Alba Torrens la posibilidad de celebrar su cumpleaños –cumple 27 el 30 de agosto–, con otra medalla. La que el falta, la olímpica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine