Castro propone juzgar a Matas por prevaricar con la campaña del Mundial de Ciclismo

El juez plantea que junto a Matas sean juzgados el exdirector del Instituto Balear de Turismo Raimundo Alabern y el propietario de la agencia de publicidad Nimbus, Miguel Romero

07.03.2016 | 15:37
Castro propone juzgar a Matas por prevaricar con la campaña del Mundial de Ciclismo

El juez José Castro ha propuesto hoy que el expresidente del Govern balear Jaume Matas sea juzgado por los presuntos delitos de fraude y prevaricación administrativa por la contratación de la campaña publicitaria para el Mundial de Ciclismo en Pista que se celebró en el velódromo Palma Arena en 2007.

El titular del juzgado de instrucción 3 de Palma ha dictado hoy un auto en el que cierra la investigación de esta pieza del caso Palma Arena, la número 14, y plantea que junto a Matas sean juzgados el exdirector del Instituto Balear de Turismo Raimundo Alabern y el propietario de la agencia de publicidad Nimbus, Miguel Romero.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB), el juez Castro plantea que el proceso continúe su tramitación por procedimiento abreviado para que sea resuelto en juicio.

Matas, sobre quien ya pesan dos condenas firmes por corrupción por otras piezas de la macrocaso Palma Arena, está siendo juzgado estos días por el caso Nóos, pieza 25 de la causa matriz, en el que se enfrenta a una petición de pena de 11 años de cárcel.

El juez instructor da diez días para formular acusación a la Fiscalía, a la Abogacía de la Comunidad Autónoma de Baleares y al PP balear, también personado en la causa en la que está imputado su antiguo líder.

En su escrito, Castro relata cómo para la construcción del velódromo Palma Arena, que se inauguró con el Campeonato del Mundo de Ciclismo en Pista el 29 de marzo de 2007, Matas creó un consorcio dirigido por el entonces director general de Deportes, José Luis "Pepote" Ballester, "como mera apariencia para disfrazar sus decisiones unipersonales bajo una fórmula colegiada que le eximiera de toda responsabilidad".

En este contexto, del que el instructor destaca la falta de control y de supervisión administrativa, el consorcio tenía un patronato que nunca se reunió, aunque se le atribuían las decisiones mediante actas falseadas.

Una de esas medidas supuestamente colegiadas fue la contratación por un máximo de 870.000 euros de una campaña de comunicación del Mundial de Ciclismo que finalmente se adjudicó por casi 885.000 euros a Nimbus, una empresa relacionada con otros casos de corrupción del segundo Govern de Matas.

Una de las tareas atribuidas a Nimbus fue la obtención de patrocinios, por lo que su propietario, Miguel Romero, se dirigió un viernes de marzo de 2007 al director del Ibatur, Raimundo Alabern, para pedirle una contribución de 350.000 euros, según relata el juez.

La solicitud "merece una acogida tan calurosa", ironiza Castro, que al lunes siguiente Alabern anuncia a Romero que el Ibatur ayudará "justo con la cantidad solicitada", y lo hace antes de aprobar la resolución para conceder el patrocinio, que se justificó con "un informe de plantilla heredado".

El juez del caso Palma Arena, que en los últimos meses ha cerrado diferentes piezas de la macrocausa, entiende que los hechos descritos podrían constituir "un delito de fraude a la administración (...) y otro instrumental de prevaricación administrativa" del que serían responsables Matas, Alabern y Romero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine