Tribunales

Reclaman una multa por las pintadas en la farmacia de Bauzá

La fiscalía acusa a un joven y una mujer de un delito de injurias graves por hacer grafitis y causar daños en la botica del hoy senador del PP - Los acusados no pertenecen a ningún grupo

25.08.2015 | 01:28
Una de las pintadas insultantes en la farmacia de José Ramón Bauzá.

Medios de prueba

  • Tres grabaciones sobre las pintadas

    La fiscalía solicita que el próximo 23 de septiembre en la vista oral se exhiban tres cintas que contienen otras tantas grabaciones sobre las pintadas.
    A diferencia de otros casos similares de pintadas, la acusación pública no ha pedido un informe pericial caligráfico sobre los dos sospechosos para comparar sus letras con las de las pintadas.
    A simple vista se puede observar que varios grafitis parecen ejecutados por una misma mano, dado el parecido de las palabras "Bauçà" y "nazi".
    La acusación pública únicamente ha pedido que declaren cinco testigos: la farmacéutica sustituta que ha regentado en los últimos años la botica de José Ramón y cuatro guardias civiles que investigaron los hechos e identificaron a los supuestos autores de las pintadas.
    El entonces portavoz del PP de Balears, Miquel Ramis, lamentó en mayo del año pasado las pintadas aparecidas en la farmacia del presidente del PP y del Govern, José Ramón Bauzá, en las que se podía leer "Bauçà nazi" y aseguró que "Balears no admite a los radicales".
    En declaraciones a los medios de comunicación, Ramis señaló que desde el "PP siempre se ha respetado a todos" por lo que pidió "el mismo respeto", y "si no son capaces de vivir en sociedad sin ofender a la gente lo mejor que pueden hacer es irse a vivir solos".
    La fiscalía no ha citado como testigos ni al expresident José Ramón Bauzá ni a Miquel Ramis, u otros dirigentes del PP.
     

Una mujer y un joven serán juzgados el mes próximo acusados de hacer pintadas insultantes contra el expresident del Govern del PP en su farmacia, situada en Marratxí. La fiscalía reclama para los acusados, Carlos J.R., de 20 años, y Sonia M.S., de 35 años, sendas multas de cinco mil euros por un delito de injurias graves y 30 días de localización permanente por cinco faltas de daños en inmuebles.

Los hechos se produjeron a lo largo de un año y medio y, según los investigadores, los acusados son autores de cinco ataques a la farmacia de Bauzá, situada en la calle Son Frau, 3, de Marratxí.

Todos los incidentes ocurrieron de madrugada y con el establecimiento cerrado al público. No hubo testigos presenciales de los daños.

El primer ataque tuvo casi un carácter simbólico, dado que los sospechosos se limitaron a estrellar una docena de huevos "sobre la fachada, elementos de cierre y rótulos" de la botica. No hubo pintadas ni daños. La primera denuncia apunta a que los huevos fueron lanzados en la madrugada del 14 de noviembre del 2012.

Cinco meses después, los acusados regresaron al lugar armados con un spray de pintura negra y varias bolsas de basura.

A la mañana siguiente la farmacia amaneció con su puerta llena de desperdicios y con un misterioso mensaje: "el pueblo" y una "m", como si alguien hubiese hecho huir a los grafiteros en plena acción o como una extraña firma.

Solo Bauçà

Menos de dos meses después, la Guardia Civil sitúa a la mujer en Son Frau 3, donde fue hecha otra extraña pintada: simplemente "Bauçà".

La pareja tardó un año en repetir sus fechorías. El 17 de mayo del 2014 escribieron en la barrera del establecimiento una pintada más rotunda: "Bauçà, nazi". Según la fiscalía, está demostrado que los imputados se desplazaron hasta Marratxí en un Seat Ibiza propiedad de la acusada.

Los últimos daños ocurrieron en la madrugada del 8 de junio del año pasado y la mecánica fue similar a las anteriores incursiones. "Provistos de sprays de pintura realizaron sobre las persianas enrollables de la farmacia Bauzá, pintadas con las siguientes expresiones: "Bauçà nazi, asesino. PP nazis, ¡fuera!".

La fiscalía, en su escrito de acusación, no atribuye a los acusados la pertenencia a grupo alguno o una animadversión política hacia el entonces president del Govern y del PP. No obstante, sí que se sobreentiende que, dada la naturaleza de algunas de las pintadas, los móviles fueron políticos.

Para la acusación pública los hechos son constitutivos de un delito de injurias graves a un funcionario, en este caso el president del Govern balear.

El fiscal cree que es un delito agravado por la publicidad, dado que varios medios de comunicación publicaron imágenes de las frases insultantes.

Respecto a los daños causados al establecimiento, la acusación pública los tipifica como cinco faltas de deslucimiento de inmuebles, aunque en el primer ataque no se realizaron grafitis.

El ahora senador del PP valoró los desperfectos en su establecimiento, en especial los gastos para borrar las pintadas de la barrera metálica, en 520 euros.

La acusación reclama que la mujer y el joven indemnicen al expresident en esa cantidad.

La fiscalía solicita para cada uno de los imputados sendas multas de 5.040 euros por las injurias graves, así como 30 días de localización permanente por los daños en la botica.

Condena del PP

El propio Bauzá y su partido se encargaron de divulgar algunos de los ataques a la farmacia del primero. El PP condenó aquellas pintadas y lamentó el mal uso de la libertad de expresión por los autores de las mismas.

"Así amaneció ayer mi farmacia", reveló Bauzá en las redes sociales y como texto para una foto con la basura y la pintada. "Es una prueba más de que quienes defendemos la libertad tenemos mucho que hacer en la sociedad", reflexionó el atacado.

El entonces portavoz del Govern, Rafael Bosch, condenó las expresiones ofensivas y recordó que "la tensión social" tiene un límite.

Sin antecedentes penales

Los dos acusados carecían de antecedentes penales cuando se produjeron los ataques y no estuvieron privados de libertad por esta causa.

Su caso será enjuiciado por el juzgado de lo penal 5 de Palma, que ha señalado la vista oral para el próximo 23 de septiembre.

Los ataques fueron denunciados ante la Guardia Civil del Pont d'Inca que realizó unas intensas pesquisas para tratar de identificar a los autores.

La fiscalía, además de la condena de la pareja, reclama que el juzgado de lo penal les prohiba acercarse a la farmacia del expresident durante tres años, para evitar que vuelvan a provocar daños.

Recientemente el Tribunal Supremo condenó, en un pleito civil, al exsecretario general de UGT en Balears Lorenzo Bravo por llamar "gilipollas" y comparar con un "cerdo" a José Ramón Bauzá y a otros dirigentes del Govern.

El Alto Tribunal estimó que esas expresiones excedían de la crítica política y de la libertad de expresión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.

Enlaces recomendados: Premios Cine