Caso Volkswagen

Cómo saber si mi Volkswagen está afectado y otras claves de la crisis

Audi, Seat, Skoda y Volkswagen deberá hacer frente al gasto de la reparación de los modelos afectados

05.01.2016 | 01:54
Cómo saber si mi Volkswagen está afectado y otras claves de la crisis

El fabricante de coches Volkswagen se ha visto obligado a reconocer el uso de software en sus motores del tipo EA 189 EU 5 que permitía que sus vehículos parecieran menos contaminantes de lo que realmente son.

Según datos de la propia marca, en España hay un total de 683.626 vehículos afectados. Pero, ¿cómo saber si tu Volkswagen es uno de ellos? ¿Qué hacer si es así? ¿Qué modelos llevan este motor? A continuación, tratamos de dar respuesta a éstas y otras preguntas.

¿Qué modelos están afectados?
Volkswagen ha facilitado la lista de marcas y modelos afectados por el fraude:
Audi: A1, A3, A4, A5, A6, Q3, Q5, TT
Seat: Alhambra, Altea, Altea XL, Exeo, Ibiza, León, Toledo
Skoda: Fabia, Octavia, Rapid, Spaceback, Scout, Superb, Yeti
Volkswagen: Amarok, Beetle, CC, Golf, Jetta, Multivan, Passat, Polo, Scirocco, Sharan, Tiguan, Touran

¿Cómo saber si mi Volkswagen está afectado?
El fabricante ha puesto en marcha un teléfono gratuito y una herramienta online para descubrir si un vehículo ha sido manipulado.

¿Qué debo hacer si mi coche está entre los afectados?
Si eres dueño de uno de los coches con motor fraudulento, debes esperar a que la marca se ponga en contacto contigo con las indicaciones a seguir para la reparación, que será gratuita para el propietario. Aquí tienes varias recomendaciones que debes seguir si tu coche está entre los afectados.

¿En qué consistía el fraude de los motores Volkswagen?
El 18 de septiembre de 2015, la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos reveló que Volkswagen utilizó software para falsear las emisiones contaminantes de los modelos diésel de Jetta (2009-2015), Beetle (2009-2015), Audi A3 (2009-2015), Golf (2009-2015) y Passat (2014-2015).

Ese programa se activaba automáticamente cuando los vehículos Volkswagen detectaban que eran sometidos a revisiones de emisión de gases y aplicaba medidas para reducirlas. Posteriormente, los coches volvían a funcionar como previamente, con una contaminación superior a los niveles permitidos, hasta 40 veces más en el caso de la legislación de Estados Unidos.

¿Cómo se detectó el problema?
El fraude anunciado por la Agencia de Protección Medioambiental de EEUU fue descubierto por investigadores de la Universidad de Virginia Occidental, que informaron el año pasado que los vehículos diésel de Volkswagen emiten hasta 40 veces más óxido de nitrógeno que lo permitido por la normativa.

Además, el pasado año la asociación italiana de consumidores Altroconsumo detectó anomalías al practicar pruebas sobre el Volkswagen Golf, aunque sus conclusiones no tuvieron repercusiones legales.
Los datos mostraron una diferencia del 50% entre las cifras de consumo de carburante y emisiones de CO2 ofrecidas oficialmente por Volkswagen y las contrastadas en las pruebas, lo que en su opinión puede llevar al consumidor a pagar 502 euros más de lo previsto al año en combustible que lo anunciado por la compañía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine