27 de agosto de 2016
27.08.2016
Fútbol / Segunda B

El primer gran derbi del año

El Atlético Baleares y el Mallorca B se miden hoy en el campo de Son Malferit, que se prevé lleno

28.08.2016 | 00:59
Vich, Esteban, Xisco y Chando, en el entreno de ayer.

El primer derbi mallorquín de la temporada en Segunda B se juega hoy (18:30 horas, IB3 Televisió). Atlético Baleares y Mallorca B se enfrentan en Son Malferit en un duelo de color local si se echa mano de las estadísticas. Se prevé aforo completo en el recinto blanquiazul –se han habilitado nuevas gradas en la zona de banquillos– en un partido que no ha sido declarado 'Día del club' por la directiva local y en el que la entrada costará 10 euros.

El Atlético Baleares concurre al derbi con el deseo de que todo continúe igual. Sus cinco últimas confrontaciones en Liga –tanto en Tercera como en Segunda B– dejan un balance espectacular de cara a sus intereses: 8 victorias y 2 empates, 23 goles a su favor y siete en contra, con 28 puntos sumados de los 30 disputados. Lógicamente, la estadística es totalmente a la inversa en el caso del filial rojillo, que además en dos ocasiones vio cómo el Baleares apuntillaba sus opciones de permanencia (temporadas 2012-13 y 2014-15). Por todo ello, el de hoy es el derbi de las estadísticas. Unos para romperlas y los de casa, para prolongarlas. De momento, este es el balance de las últimas nueve temporadas.

Con todo, no será un partido fácil para ambos equipos, con arranques opuestos. Mientras los blanquiazules abrieron la Liga con un trabajado triunfo en Buñol frente al filial del Levante, el Mallorca B no estuvo fino ante un práctico y ordenado Alcoyano, que apenas le dio opciones al triunfo.

En cualquier caso, el técnico del Mallorca B, Javier Olaizola, trata de quitarle presión a sus futbolistas al valorar el derbi como "un partido más". "Para el entrenador, son tres puntos más. Sí somos conscientes de que es un derbi y de que en el entorno se cataloga el partido de diferente manera que la realidad futbolística. Hemos preparado la semana igual que lo solemos hacemos habitualmente, e intentaremos ir a sumar, que es nuestro objetivo", indicó, aunque recordó que "pase lo que pase quedarán 36 jornadas por disputarse".

Por su parte, Christian Ziege, en la misma línea que el donostiarra, cree que el de hoy "es un partido más y lo preparamos como tal. ¿Algo especial? Es especial por la identidad del rival, pero nada más". "Para nosotros sería muy importante ganar y continuar con la sensación positiva que tenemos en el cuerpo desde el pasado fin de semana", recalcó el teutón.

Sobre el ambiente que siempre se suele vivir en este tipo de confrontaciones, Olaizola cree que este derbi "tiene que ser un partido de fútbol. Aunque cada afición defienda sus colores, tiene que haber respeto y al final del partido podernos saludar y dar la mano". "Me gustaría que nuestros aficionados apoyaran al equipo. Les necesitamos, aunque somos conscientes de que somos nosotros los que debemos trabajar para salir adelante", indicó Ziege.

Caso Héctor Escrich

Olaizola habló de la salida del equipo del filial de Héctor Escrich. "Nos ha condicionado las fichas del primer equipo y el límite salarial. Pensábamos que tendríamos una ficha más y por imposibilidad del club no ha podido ser. Luego, cada uno es libre de manifestarse como sea, pero yo sí he dicho desde el minuto uno en el vestuario que tiene que primar el equipo por encima de lo individual", dijo, y añadió: "Se ha tomado una decisión nada agradable. A Javier Recio, que es un pedazo de profesional y una excelente persona, tampoco le ha sido agradable tomar esta decisión. Héctor es un buen chaval con el que contábamos, pero es que no entran todos; y no hay más".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine