Entrevista

Rufus T. Firefly: "Queremos que la gente viaje dentro de sí misma"

"Estamos empezando a no tener que pagar cada vez que tocamos, que ya es un lujo", aseguran

11.10.2017 | 02:45
Rufus T. Firefly: "Queremos que la gente viaje dentro de sí misma"

Rufus T. Firefly

  • Psicodelia, experimentación y mucho cine. Así son Rufus T. Firefly, un grupo de rock alternativo nacido en Aranjuez, Madrid, en 2006, que se ha ganado un reconocimiento en el panorama nacional. El viernes 13 presentan "Magnolia", su último disco, como cabeza de cartel en el tercer aniversario de la sala RED en Palma. Contesta a las preguntas Víctor Cabezuelo, voz y guitarra.

Si tuvierais que definir vuestra música en una palabra, ¿cuál sería?
Experimentación. Forma parte de nuestra filosofía como músicos. Experimentar mucho para llegar a ciertos sonidos y lugares que no conocíamos. Irían por ahí los tiros.

Pulp Fiction, El cisne negro, El halcón milenario... Son nombres de temas de vuestro último disco "Magnolia". ¿Qué tan ligado está el cine a la hora de componer en Rufus T. Firefly?
Muy ligado, la verdad. Es una influencia muy grande que tenemos presente a la hora de hacer canciones. Somos muy cinéfilos y nos gusta mucho pensar en ciertas imágenes de películas que tenemos grabadas y de repente intentar ponerle música a esas imágenes.

El nombre del grupo también es una referencia cinematográfica...
Sí. El nombre viene de un personaje de Sopa de Ganso, de los Hermanos Marx. Es el presidente de Fridonia y es el mejor político de todos los tiempos. No podríamos haber encontrado un nombre mejor.

A menudo os encasillan como rock alternativo. Sin embargo, escuchando vuestra música, es fácil retroceder a tiempos más clásicos de la mano de la psicodelia y las guitarras influenciadas por el hard rock. ¿Qué hay de verdad en eso? ¿Qué influencias tenéis?
Todo lo que has dicho es verdad. Tenemos muchísimas influencias. Somos personas diferentes que escuchan música diferente pero que al final ponen todos los puntos en común. Todo eso abarca desde los años 60 hasta ahora. Hay cosas de Pink Floyd y Led Zeppelin y otras de Apparat y MGMT. Es como una mezcla de muchísimas cosas que pasan por nuestro filtro. Las influencias son infinitas.

Volviendo a la actualidad de 2017. ¿Qué pensáis del emergente trap?
No lo entiendo demasiado. Pero me llama mucho la atención. Hay cosas que he visto que me han gustado como movimiento. Es verdad que va un poco en contra de mi filosofía como músico. A mi me parece que en la música todo debe ser como muy tocado y bien tocado. Lo que me gusta es que suene a banda y esto va un poco en contra, son bases lanzadas y gente contando su movida. Me parece muy interesante como nuevo movimiento. Estoy seguro de que ha pasado siempre. Cada vez que sale algo nuevo en la música hay gente a quien le rechina, pero eso no significa que sea malo, simplemente es algo a lo que no estamos acostumbrados. Por eso le tengo bastante respeto y he visto cosas que sí que me han gustado.

Es un género marcado por el do it yourself. ¿Qué peso creéis que tienen las grandes discográficas hoy en día?
Digamos que tienen menos peso que nunca. Es algo por lo que me gusta el trap. El género ha salido de la gente y las discográficas posteriormente han ido a por él. Saber que al final el poder de la música lo tiene la gente es algo muy guay. A las grandes discográficas las veo perdidas, como que había un negocio increíble y ahora se ha diversificado mucho y ya no son necesarias. La música puede seguir viviendo sin discográficas, pero no viceversa.

¿Y vivir de la música?
Es complicado. Nosotros estamos empezando a no tener que pagar cada vez que tocamos, que ya es un lujo. Hace dos años no podíamos permitirnos una gira como la que tenemos ahora mismo. Era una cosa que se nos iba de las manos. Intentábamos hacerlo de vez en cuando, pero eran cosas muy aisladas.

La actualidad no solo es musical. ¿Cómo se vive desde Aranjuez la ardiente polémica de Cataluña?
Con mucha tristeza, la verdad. Creo que todo se podría haber solucionado afrontando el tema en su debido momento y hablando las cosas. Es tirar de una cuerda todo el rato y ver quién tira más fuerte. Con esa actitud nunca se conseguirá nada. El diálogo, las buenas maneras e intentar entender a los demás es la única manera de arreglar las cosas. Si no se va por ahí, estamos jodidos.

Es vuestra primera vez en Mallorca. ¿Qué referencias tenéis de la isla?
Tenemos buenos amigos por Mallorca. Además, la masterización del disco la hemos hecho allí, con Hay Zeelen. Hemos ido en ocasiones para estar en el proceso y es una tierra que nos flipa. Teníamos muchas ganas de ir a tocar a la isla. Para un grupo como nosotros es complicado tocar en Mallorca, una utopía. Ver que podemos hacerlo es muy bonito, es como ver que vamos haciendo pasos hacia adelante. Vamos muy emocionados.

"Teníamos muchas ganas de ir a tocar a la isla. Para un grupo como nosotros es complicado tocar en Mallorca, una utopía"


¿Qué debe esperar el público mallorquín del show de Rufus T. Firefly?
Planteamos los conciertos como una especie de viaje. Queremos que la gente que venga a vernos se meta dentro de sí misma durante la hora y media de concierto. También que el espíritu que tiene el disco, de viaje interior, lleve a la gente a pasar un rato agradable y se olvide de dónde está.

¿Cuál es el futuro de Rufus T. Firefly más allá de presentar "Magnolia"?
No solemos mirar al futuro. Nos solemos centrar en lo que estamos haciendo. Ahora presentamos "Magnolia" por todos los sitios posibles. Es verdad que nos vienen nuevas ideas a la cabeza y ya surgen canciones nuevas, pero la idea de momento es girar y tocar en directo todo lo que podamos, que para eso hemos hecho el disco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine