17 de noviembre de 2016
Entrevista

José Sanclemente: "Las mujeres mueven los hilos de mi novela y la vida del protagonista"

Presidente de la sociedad editora de eldiario.es, Sanclemente ha publicado tres libros con el periodismo como eje central y la intromisión de los poderes...

17.11.2016 | 10:38
El escritor José Sanclemente.

José Sanclemente

  • Escritor. Presidente de la sociedad editora de eldiario.es, Sanclemente ha publicado tres libros con el periodismo como eje central y la intromisión de los poderes económicos y políticos como telón de fondo. En el último,  ´Ilusionarium´ añade un ingrediente sorpresa: la magia

José Sanclemente, fundador de eldiario.es, ha publicado en los últimos años tres novelas: Tienes que contarlo, No es lo que parece y Esta es tu vida, y acaba de salir a la venta su nueva obra Ilusionarium (Roca Editorial). La protagoniza Christian Bennet, un periodista de la vieja escuela que se ve casi forzado a investigar la desaparición de la escurridiza heredera del periódico para el que trabaja. En su periplo encontrará una inesperada compañera de viaje: la magia. Sanclemente se apuntó incluso a un curso de magia pero descubrió que no es lo suyo. "No valgo [ríe]. Hay que tener una habilidad especial en las manos que no tengo, ensayar muchísimas horas y todo ello conjugado con una capacidad de empatía con el público tremenda", relata el escritor.

- "El mundo quiere ser engañado así que deja que se engañe". Esta frase es una especie de ´leitmotiv´ de su libro. ¿Cree que realmente es cierto que queremos ser engañados?
- Es una frase que se atribuye a Petronio y a la vez era el lema de Martinka, una tienda que aparece en el libro y que existió realmente (ahora solo funciona online). Perteneció a diversos magos a lo largo de su historia, entre ellos Houdini, e incluso a magos más modernos que ideaban en ella los instrumentos para sus trucos. Cerró en los 60. Tal vez la palabra 'engañado' suene un poco fuerte, pero la realidad es que el mundo quiere vivir de la ilusión más que de lo racional. En Martinka inventaban trucos de magia para que la gente fuera sorprendida, ilusionada y, en última instancia, engañada. En la vida, del mismo modo, a veces sufrimos engaños y a veces nos parece que vivir engañados es mucho más soportable, más llevadero. Pero llega un momento en la vida, como le pasa al personaje de la novela, en el que la verdad aflora. La verdad siempre se abre paso, te martillea en el cerebro y no acabas de vivir bien si no dejas que aflore.

- ¿Los adultos nos prestamos al juego de la magia porque es la única forma de volver a la inocencia de la infancia?
- Ir a un espectáculo de magia para descubrir el truco del mago es tan absurdo como ir a ver una película y no abandonarte a la ficción que estás viendo en la pantalla. En la magia, más que en el cine o la literatura, entras a sabiendas de que te van a engañar. Llega un momento en el que estás alerta, o lo intentas, pero te sorprendes. Nuestro cerebro está mucho más preparado para la ilusión que para la razón. Nos sentimos cómodos ante la ilusión, la sorpresa y la felicidad que proporciona la magia...

- Por su trayectoria profesional y por sus anteriores novelas sabemos que es un apasionado del periodismo. En esta novela, el lector descubre que también le apasiona la magia. Magia y periodismo. ¿Hay alguna conexión?
- La verdad, que es la palabra mágica o fuerte del periodismo, puede tener una cierta relación en contrasentido con la mentira, con el engaño. El problema es cuando el periodista hace la trampa a conciencia, como hacen los magos. La diferencia es que sabemos que el mago nos va a engañar y, en cambio, creemos que el periodista nos cuenta la verdad. Creo que el periodismo actual está bastante plagado de medias verdades y bastantes trucos.

- ¿Estas "medias verdades y trucos" están provocados, como aparece en la novela, por la presión de los poderes económicos y políticos que impiden un periodismo más 'verdadero' o veraz?
- Recientemente estamos viendo editoriales de muchos medios que no sabes bien por qué o por quiénes están condicionados. Lo vemos con el tema del proceso postelectoral y la investidura. Te preguntas qué interés hay, qué subyace ahí, qué grado de independencia hay. Por qué me están contando esto ahora. Hay muchos factores siempre ligados al poder y a los intereses que hay detrás del medio que hacen que lo que recibe el ciudadano sea algo que está aderezado como un truco. A veces es un efecto de ilusionismo. La gente se deja engañar hasta cierto punto. En el espectáculo de magia te debes abandonar a la representación para disfrutarla. Por el contrario, la gente se engaña cada vez menos en periodismo, sabe que detrás hay unos intereses y que tal vez lo que le están contando no sea lo más veraz y neutral posible.

- La publicidad puede condicionar ciertos contenidos de los medios pero algunos tratan de vivir (o sobrevivir) sin esos contratos...
- Hay pequeños magos que intentan hacer periodismo y que están saliendo más o menos a flote con muchas dificultades. Pero si están saliendo es por contraste con los grandes medios que no están sabiendo estar del lado del ciudadano, sino que se ponen del lado del poder y de los intereses que tienen detrás y mueven los hilos de las empresas periodísticas. Salen independientes que intentan contar una parte de las historias, aunque no puedan abarcarlo todo, y que están en el otro lado porque no tienen subvenciones ni grandes empresarios detrás. En Estados Unidos hay fundaciones que son capaces de promover que se haga un periodismo con independencia. Es algo que en nuestro país no existe. En España hay grandes empresas, gobiernos autónomos, que se anuncian o subvencionan medios, y que en el momento que se anuncian quieren que se responda a sus intereses. Sería deseable que, en nuestro país, gente que tiene recursos económicos pudiera valorar que es igual de lícito y bueno invertir en una obra de arte que en que se haga buen periodismo.

- Estamos hablando mucho de periodismo pero tal vez este es el menos periodístico de sus libros. El protagonista se acerca más a un investigador privado que a un periodista al uso.
- Sí, los tres primeros son casi una trilogía con el periodismo como protagonista: prensa, radio, televisión... En este caso es verdad que el protagonista podría tener otra profesión, pero me gustó que fuese periodista precisamente por ese detalle de la verdad frente a la mentira, de ocultar frente a exhibir... Recibe el encargo de buscar a una maga y en ese proceso se encuentra también con su pasado, con sus problemas, con los engaños que él ha sufrido... En el libro va descubriendo cómo se han hecho esos trucos de magia. Como cuando te explican el truco en un curso y te dices: "Vaya, qué sencillo era y qué efecto ha tenido el truco sobre mí".

- Hay un protagonista principal pero los papeles cruciales los protagonizan mujeres.
- Son las mujeres las que mueven los hilos de toda la novela e incluso de la propia vida del protagonista. Me parecía importante además poner en valor a una maga, cuando normalmente en los espectáculos siempre son las ayudantes, a las que las cortan por la mitad, las que se meten en el tanque de agua mientras el mago es el que se luce. Quería poner en valor a una maga que es la que realmente inventa el truco, lo mejora y lo lleva a todos los extremos. La novela está conducida por mujeres.

- En este sentido, en el libro aparece el tema del machismo que existe en los espectáculos de magia.
- En España tenemos a la maga Inés que hace espectáculos de magia de cerca y también grandes montajes. Las mujeres han estado siempre en el papel de ayudantes, pero te aseguro que en la mayoría de los casos el truco lo realiza ella. El mago hace la presentación pero quien lo ejecuta realmente es ella, aunque tú aplaudes al mago. Muchas veces son ellas las que piensan previamente cómo se realiza, así que también lo idean. El ilusionismo tiene mucho que ver con la neurociencia, con la capacidad de percepción que tiene nuestro cerebro de las cosas. Yo me basé en el libro de la neurocientífica Susana Martínez Conde donde explica por qué nuestras neuronas son incapaces de percibir determinados movimientos o, por ejemplo, un truco de escapismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Cultura

Contenido exclusivo para suscriptores digitales
Jaume Armengol: ´No me habría abstenido en la investidura a Rajoy´

Jaume Armengol: ´No me habría abstenido en la investidura a Rajoy´

"El problema de Inca es que, con la globalización, la integración prácticamente no existe"

Ismael Serrano: ´Soy de una generación que rehúye de los dogmas políticos´

Ismael Serrano: ´Soy de una generación que rehúye de los dogmas políticos´

"La gente tiene ahora una opinión formada y está más pendiente que nunca del debate político"

Enlaces recomendados: Premios Cine