Fira del llibre

Los libros sustituirán a las terrazas en es Born

La Fira del Llibre vuelve a su "emplazamiento natural, el escenario perfecto", dicen sus organizadores - Comerciantes y restauradores aseguran que les perjudicará "muchísimo"

03.05.2016 | 01:36
La Fira del Llibre volverá a instalarse en el Passeig des Born. En la imagen, un momento de la edición de 2009.

La Fira del Llibre regresa al lugar en el que nació, el Passeig des Born, donde podrá visitarse del 27 de mayo al 5 de junio. La satisfacción de los libreros, que pedían la vuelta a su "emplazamiento natural, del que nunca tendría que haber salido", y rechazan su instalación en el Parc de ses Estacions o la Rambla, donde este encuentro cultural venía celebrándose en los últimos años, contrasta con la desilusión, sorpresa y malestar de los comerciantes y restauradores de la zona, que sabedores de que no podrán instalar sus terrazas, aseguran que la feria les "perjudicará muchísimo" y que "hay sitios mejores donde montarla".

"El Born es un lugar para pasear, no un recinto ferial", espetó ayer, al conocer la noticia, la presidenta de la Asociación de Comerciantes del Born, Carolina Domingo, quien lamentó la "falta de consenso" a la hora de tomar esta decisión: "Lo lógico es que se hubiera hablado con nosotros, y no se ha hecho".

En opinión de Domingo, montar la Fira del Llibre en el Born "perjudicará muchísimo a los comercios", a los que se dejará en una situación de "aislamiento".

El montaje de las casetas, además de ser "estéticamente muy horroroso, con esos andamios de plástico blanco, aisla a los comercios, ya que los expositores se montan de espaldas a estos. No es una estética acorde al Born, la vía comercial más importante de Palma, que tiene sitios mucho mejores para una feria del libro", subrayó Domingo.

En el mismo sentido se expresó Juan Miguel Ferrer, portavoz de los negocios de restauración de es Born: "Hay otros sitios mejores para instalar la feria, como el Passeig Sagrera, el lugar ideal", en su opinión.

"Acataremos lo que diga Cort, estamos a disposición del ayuntamiento. Lo de quitar las terrazas no nos viene de nuevo, ya lo hacemos con las procesiones, los carnavales y los desfiles de Reyes", agregó el portavoz.

No obstante, en calidad de vecino de la zona, Ferrer se mostró contrario a la medida de Cort. "No me gusta la decisión", que por cierto "desconocía. Tampoco el montaje de las casetas. Y no son solo los diez días de feria, también están los días de montaje y desmontaje de los expositores, un tiempo que los restauradores verán perdido", aseguró.

"El único espacio" adecuado

"Es Born es el único espacio que reúne todas las características necesarias para una Fira como toca", afirmó durante la presentación de la misma el presidente del Gremi de Llibreters de Mallorca, Antoni Sureda.

Para la teniente de alcalde de Funció Pública i Govern Interior, Aurora Jhardi, el Born "siempre fue el emplazamiento natural, el escenario perfecto para celebrar una Fira que esperemos llene la ciudad de cultura y de alegría. La Fira vuelve al Born, el lugar en el que nació y del que nunca debería haber salido".

Jhardi añadió que la voluntad del equipo de gobierno era "recuperar el Born para los ciudadanos. Siempre hemos defendido que la actividad económica privada ha de convivir con las actividades que se organicen para la ciudadanía".

Sus organizadores, que todavía no han anunciado a su pregonero ni han concretado las distintas actividades que se realizarán alrededor de los 17 expositores participantes –que ocuparán un total de 40 módulos–, se han marcado como objetivo lograr una "Fira más participativa", para lo que se potenciarán tres ejes de actividades: firmas de libros y lecturas por parte de escritores; actos de dinamización organizados por el Gremi (música, conciertos, teatro...) y encuentros de diferentes profesionales relacionados con el mundo del libro (escritores, editores, distribuidores y libreros).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine