Blog 
Comprar Online
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog Comprar Online - Ana María

Ana María

Sobre este blog de Tecnologia

Blog acerca de consumo y compras a través de Internet


Intereses

Archivo

  • 25
    Octubre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Hay alguna forma de facturar sin pagar la cuota de autónomo?

     

    Un interrogante muy recurrente a la hora de emprender un negocio

    La cuestión de si se puede facturar sin estar dado de
    alta como autónomo es un aspecto que genera mucha confusión. Pero lo cierto es que a efectos legales cualquier actividad económica habitual desarrollada por cuenta propia debe satisfacer tanto obligaciones con la Seguridad Social como con Hacienda. Lo que, como es bien sabido, se traduce para la primera en el correspondiente registro en el RETA, o Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, mientras que para la segunda se habrán de efectuar todos los pagos correspondientes al IRPF y las liquidaciones trimestrales de IVA.


    ¿Hay alguna forma de facturar sin pagar la cuota de autónomo?

    La tarifa de autónomo, un escollo para los emprendedores

    Dentro de este modelo, la alta cuota a abonar mensualmente a la Seguridad Social en concepto de trabajador autónomo, un mínimo de 267 euros, resulta el principal inconveniente al que se enfrenta cualquier actividad económica por cuenta propia, ya que los pagos de IRPF e IVA aunque onerosos a fin de cuentas suponen un porcentaje de lo ingresado. Por ello, muchas personas que desarrollan una actividad económica cuyo volumen no alcanza para satisfacer las cotizaciones prescritas, se plantean la viabilidad de emitir facturas sin estar dados de alta como autónomos.


    Facturaciones que no precisan registro como autónomo

    Lo primero que habría que exponer es que de manera legal eso no es posible, salvo que se traten de 
    ingresos puntuales y no regulares. Es decir, pongamos como ejemplo que intermediamos en una compra-venta y percibimos una comisión. En ese caso, podrá emitirse una factura sin ser necesario estar dado de alta como autónomo, siempre que se cumpla con el requisito previo imprescindible de estar registrado en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores. Al tiempo, que también se tendrían que abonar las correspondientes obligaciones con Hacienda. 

    Pero esto siempre y cuando la Seguridad Social no interprete que se trata de una actividad regular, ya que si se optase por intentar disfrazar ingresos habituales como esporádicos este organismo sobre la base de los datos que se cruza con Hacienda puede proceder de manera automática a dar de alta en el RETA, obligando a satisfacer todas las cuotas desde la fecha de registro en el censo de Hacienda más un recargo del 20% como 
    multa

    Cuidado con las fórmulas novedosas que están proliferando en la actualidad

    Otra opción que se publicita mucho en Internet es la de
    facturar a través de una cooperativa de trabajo asociado. Así, previo pago de una cantidad mensual que suele girar en torno a los 90-100 euros podrían emitirse de manera legal facturas a nombre de la cooperativa sin estar inscritos como autónomos. Una posibilidad que a priori puede parecer muy sugestiva, aunque también puede acarrear inconvenientes derivados de que al asociarse a ella se contraen responsabilidades legales como socios de una empresa cuyas actividades no controlamos, algo que puede ser una potencial fuente de todo tipo de problemas en el supuesto de que los gestores reales de esas cooperativas cometiesen cualquier infracción.

    Las ventajas de contar con una asesoría online 

    Conviene así pues andar con pies de plomo antes de dar un paso de este tipo, resultando esencial recibir un buen asesoramiento en este sentido. Una orientación especializada que además hoy en día se puede obtener online de forma rápida, ágil y económica, con expertos cuyo óptimo conocimiento normativo les permite sugerir interesantes posibilidades como, por ejemplo, determinadas facilidades que brinda la administración a los nuevos emprendedores, para los que establece una 
    tarifa plana de cuota de autónomo de 50 euros los seis primeros meses. Así mismo, desde una asesoría online también nos informarán a la perfección sobre todas las desgravaciones u otros beneficios que se pueden obtener, brindando en definitiva una inmejorable cobertura a cualquier tipo de negocio, por incipiente que sea.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook