Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Jaime Peñafiel: "Felipe VI se ha portado muy mal con Juan Carlos; es un pobre hombre en manos de Sánchez"

A punto de cumplir 90, el veterano cronista real revela en el libro 'Alto y claro' los secretos que nunca ha contado de Zarzuela y de las 'socialités' que ha tratado a lo largo de 70 años de trayectoria

Jaime Peñafiel ha sido testigo de excepción en 40 bodas reales y ha compartido con Juan Carlos y Sofía 140 viajes. Laura Vigaray

En dos semanas Jaime Peñafiel cumplirá 90 años. "No he dejado de trabajar ni un solo día en 70 años de profesión", dice con orgullo por teléfono. ¿Su secreto? "Un régimen de vida muy sano. Como solo un plato cada 24 horas, ando cada día siete kilómetros y duermo poco", explica. Y seguir escribiendo, en el diario 'El Mundo', la revista 'Pronto' y el blog 'Reino de Corozones'. Está tan en forma que acaba de presentar nuevo libro, 'Alto y claro' (Grijalbo), con el sugerente 'los secretos que nunca he contado' en la solapa. "Este será el último -avisa-. No sé si tendré tiempo de unas memorias".

Peñafiel, que antes de cronista real fue corresponsal en Vietnam, fue uno de los primeros en abrazar a Juan Carlos cuando le nació "el varón", y el único periodista que cubría los cumpleaños en Zarzuela. La promoción le ha coincidido con el polémico regreso del emérito. "¡No soy monárquico, fui 'juancarlista'!", exclama cada dos por tres durante la charla sobre su libro. En él, entre miles de anécdotas, también explica que el enorme interés por el dinero de Juan Carlos viene de largo. En 1966, cuando '¡Hola!' fichó a Peñafiel como redactor jefe -cargo que ejerció hasta el 84- el entonces príncipe le llamó al despacho. "Quería saber la cifra de mi fichaje. '¿Sabes lo que gano yo, lo que Franco me da todos los meses? Solo 70.000 pesetas para todo: comida, vestidos, viajes, salidas, peluquería de la princesa...".

¿Esperaba este espectáculo mediático con la vuelta de Juan Carlos a España?

La gente no olvida que ha sido un magnífico rey. El 'show' ha sido consecuencia de lo mal que lo hizo su hijo echando a su padre de su casa y el país, sin tener en cuenta la presunción de inocencia.

¿Cree que el emérito debía haber dado explicaciones y pedido perdón a los españoles?

Ya pidió perdón tras lo de Botswana, cuando dijo "lo siento mucho, no volverá a ocurrir". Aquello fue el origen de todo. Le humillaron, fueron unos miserables por obligarle a decir eso. Los mismos que después organizaron la abdicación. ¿Para qué humillarle más, cuando ya ha regularizado su situación económica y penal con la justicia española?

Defiende usted en el libro que lo del exilio fue "un atropello anticonstitucional" y que alguien debe pagar por ello.

Felipe VI se ha portado muy mal con Juan Carlos. Es un pobre hombre en manos de Pedro Sánchez, que lo forzó a echar a su padre. Lo que quiere Sánchez es cargarse la institución para ser él jefe de Estado. Pero el artículo 19 de la Constitución dice que no se puede echar a ningún ciudadano del país.

 ¿Ha tenido ocasión de hablar con el emérito en este tiempo?

No. Yo no soy amigo del rey. Los que presumen de serlo no le hacen ningún favor. Ya no soy 'juancarlista' porque ya no es el jefe de Estado, pero soy una persona leal, que no cortesana, y a mí me distinguió con algo que ha sido lo más importante de mi carrera. El mismo día 22 de noviembre del año 75, cuando le nombraron rey de España, pasé la mañana a solas en su despacho de Zarzuela.

"El día que Felipe echó a su padre, Sofía estaba de compras en El Corte Inglés"

decoration

Su hijo le acaba de abrir la puerta para que se instale en España.

Es que puede regresar cuando le salga de las narices.

Felipe no es el único que no sale bien parado en el libro. De Sofía dice que es una "cornuda nacional", una "patrona difícil"...

¿A qué espera para divorciarse de una puñetera vez? El día que Felipe echó a su padre ella estaba de compras en El Corte Inglés. Cierto es que su matrimonio no fue por amor, pero durante los dos años del exilio no ha tenido ni una sola llamada, ni ha ido a verle. Y ahora, el día que regresa Juan Carlos, ella se marcha a Miami. Pero en el pecado llevaba la penitencia, porque ha venido con covid.

Pero hubo un tiempo que usted la admiró, y hasta le dedicó el libro 'Dios salve a la reina'.

Cuando supe que Isabel, mi única hija, era drogadicta le pedí una audiencia, para desahogarme, como terapia. Ella presidía la fundación sobre las drogas. Pero no me contestó, y le pasó la carta al Rey. Él se portó fantásticamente conmigo, me llamó cuando vio la esquela en el 'ABC'.

Peñafiel y Letizia, en una de las fotos que el periodista tiene en su domicilio de Madrid. Alba Vigaray

¿Cree que los últimos escándalos vividos en la familia ponen en peligro la institución?, ¿reinará Leonor?

No sé qué pasará cuando yo no viva. No me lo imagino.

¿Cómo ve el futuro de las monarquías de Europa, particularmente la británica?

Isabel II tiene tal prestigio que todos los reyes del mundo la admiran y respetan. Creo que Carlos es un buen tipo y será un buen rey. Y Camilla será buena consorte. A pesar de todo lo que ha pasado, los ingleses ahora la estiman y ella tiene un comportamiento lleno de dignidad, cosa que no tuvo la pobre Diana, que era una pobre diabla.

"Letizia tiene mucho culto al cuerpo. Ese vestido fucsia con el que mostraba sus abdominales era inapropiado"

decoration

Hablando de reinas, dice usted que Letizia no era la "adecuada" para serlo. Asegura que si se la hubiera investigado no habría habido boda.

Y lo mantendré hasta que me muera. Ella sabe que no habría habido boda, y sabe que yo lo sé. Tengo un archivo de cuatro pisos, pero jamás desvelaré nada que no deba desvelar.

Tras ocho años, ¿cómo la ve hoy?

 Se cree que es reina, y ella es consorte. Tiene mucho culto al cuerpo, y quiere lucirlo. Y está obsesionada con el vestir. Cuando va algún sitio lo primero que mira es la prensa, para ver cómo reaccionan ante su modelo. Es una frivolidad. Ese vestido fucsia que mostraba sus abdominales era inapropiado.

¿Siguen enemistados?

Ella fue injusta conmigo en nuestro primer encuentro. Yo no la conocía, pero en una recepción que hubo poco antes de su boda, con motivo de la entrega de la medalla de oro de Madrid a Felipe, estaba todo el Gobierno, estaban todos los pelotas y cortesanos, y yo también, como periodista. Entonces vino hacia mí señalándome con el dedo; y yo le dije: 'No me señales con el dedo'. Empezó a gritarme. Ella pensaba que todo lo que se publicaba en 'El Mundo', lo escribía yo, y no era así. Fue muy violento. Me dijo: 'Tú, antes de escribir, tienes que llamar a Zarzuela'. Como vi que la situación era muy violenta, le dije: 'Letizia, en las distancias cortas ganas mucho'. Y aquello le gustó. Pasaron 10 años hasta que nos vimos con motivo del aniversario de ‘El Mundo’. Pero solo nos dijimos adiós.

¿Le sorprendieron las fotos de Urdangarin paseando con una amiga por la playa?

En cinco años de cárcel ocurren muchas cosas en tu manera de pensar y de querer. Y no sé si Cristina se ha comportado bien, si lo ha visitado con frecuencia.

¿Qué le parece la nueva hornada de Borbones?

Le tenía mucho afecto a Victoria Federica, pero creo que está haciendo el ridículo. Se siente muy guapa y le gusta la fama.

Compartir el artículo

stats