Cuando se trata de la limpieza del hogar, eliminar manchas o recuperar el color original de las prendas es muy común recurrir a foros de internet o a trucos que usan nuestros abuelos para conseguir nuestro objetivo.

Por eso es importante contar con un gran abanico de recursos de limpieza para que podamos sacarnos cualquier truco de la manga en cualquier ocasión.

En este caso, las protagonistas son las manchas de tejidos como sofás o la tapicería del coche. No es un truco tradicional sino algo innovador que te sorprenderá pero que puede resultar muy efectivo. Las toallitas desmaquillantes no solo sirven para retirar la sombra de ojos, la base o el eyeliner, sino que también puede servir para deshacerte de machas rebeldes en distintos mobiliarios.

Este producto de belleza se ha convertido en una gran solución para las rozaduras de los asientos del coche o del sofá. Lo único que tienes que hacer es lanzarte a probarlo, aunque siempre te recomendamos que lo intentes en una zona pequeña para ver cómo reacciona el material a un nuevo producto. Si nunca has utilizado un producto nuevo, debes ser prudente.

Si lo intentas en las zonas más desgastadas como el reposabrazos verás que el tono vuelve a asemejarse al original, por lo que podrás utilizar este producto para hacer una limpieza profunda del coche. Eso sí, no las utilices en el cuero ya que podrían eliminar su brillo y dañarlo con el tiempo.

Puedes usarlas también en los puños de las chaquetas o en la zona del cuello, por si no puedes meterla en la lavadora, inténtalo también en calzado de polipiel y verás cómo desaparecen las rozaduras.

Trucos de limpieza

Nuestra sección de Decoración está repleta de trucos, consejos y formas de llevar a cabo las tareas del hogar sin dedicarle más tiempo de lo necesario y sin gastarte más dinero de lo que deberías.

Hace unos días te explicábamos cómo deshacerte de las manchas de cera de colores, boli o pegamento de la ropa de los niños, la mejor manera de limpiar las copas de cristal en el lavavajillas sin que de dañen y una filosofía china que te recomienda dormir con los pies hacia la puerta.