Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Una joven acusa a su padrastro de abusar de ella durante seis años en Llucmajor

La fiscalía pide una condena de 19 años de cárcel para el procesado por dos delitos

El acusado, hoy durante el juicio

El acusado, hoy durante el juicio

Una joven ha acusado hoy a su padrastro de abusar sexualmente de ella durante unos seis años en Llucmajor. La víctima ha explicado durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial que el hombre aprovechaba los masajes que le daba con frecuencia para manosearla en sus partes íntimas. "Durante años tuve una lucha interna. Pensaba: ¿Cómo te va a estar haciendo eso tu padre?", ha señalado. Según su relato, acabó denunciándole tras un episodio más grave ocurrido en febrero de 2019. La fiscalía solicita una condena de 19 años de cárcel para el procesado, que ha pedido declarar en la última sesión del juicio, por dos delitos de abusos sexuales, uno de ellos con acceso carnal.

La chica ha entrado en la sala llorando. Le temblaba todo el cuerpo y ha pedido estar acompañada de su psicóloga durante su declaración. La víctima ha contado al tribunal que los tocamientos se sucedieron desde los "11 años" hasta que tenía 17, entre 2013 y 2019. "Yo hacía gimnasia artística. Tenía los músculos muy cargados y él me daba masajes en la espalda. Para mí era como un padre; me ha criado", ha explicado. Según ha contado, notaba "algo extraño", porque el acusado le rozaba los pechos y la vagina. "Tuve una lucha conmigo misma. Por un lado pensaba: ¿Cómo te va a estar haciendo eso tu padre? Por otro, veía que aquello no era normal".

El punto de inflexión se produjo en marzo de 2019, cuando la chica tenía ya 17 años. "Me estaba dando un masaje y poco a poco vi que se iba acercando hasta que noté que me había introducido los dedos en la vagina", ha narrado. La joven ha contado que cuando se lo explicó a su hermana, esta le dijo que a ella también le había pasado. Su madre le pidió que no lo denunciara, pero acabó contando lo sucedido en el colegio y el director le acompañó a presentar la denuncia doce días después. La chica ha afirmado que sufre secuelas psicológicas a raíz de los abusos sufridos.

La madre de la joven, por su parte, no da credibilidad al relato de su hija. "Sigo sin creerlo", ha sentenciado. "Nunca se quejó de los masajes", ha explicado la mujer, que ha sostenido que a la denunciante "le gusta salirse con la suya". La tía de la chica, por el contrario, ha dicho que no la ve "capaz de inventarse algo así".

El acusado, italiano de 59 años, ha solicitado declarar al final del juicio y el tribunal ha accedido a su petición. Será interrogado el próximo miércoles. La fiscalía le imputa dos delitos de abusos sexuales, uno de ellos con acceso carnal, por los que solicita 7 y 12 años de prisión respectivamente, así como una indemnización de 14.000 euros para la joven.

Compartir el artículo

stats