Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palizas en Benicássim

Agresiones en la noche de San Juan en Benicàssim: "Esa banda sale a cazar gente y ya está libre. Mi hijo pudo morir"

Familiares de los tres heridos graves en Benicàssim se unen y exigen "Justicia" para ellas

Imagen de la entrada del servicio de Urgencias. / MANOLO NEBOT ROCHERA

Indignación entre los heridos por las palizas registradas en la noche de San Juan en Benicàssim y sus familias tras conocerse que tres de los siete implicados en los violentos ataques han sido detenidos y puestos ya en libertad, según han confirmado a este diario fuentes cercanas al caso. "Esa banda sale a la calle a cazar gente y se divierte dando palizas. No hay derecho a que ya estén en libertad porque a mi hijo lo podrían haber matado a golpes", criticó este jueves uno de los progenitores de las víctimas en conversaciones con este periódico. 

El entorno de los lesionados ya se está organizando para que un mismo letrado asuma la defensa colectiva de sus intereses y exigen "Justicia" y que "caiga el peso de la ley" sobre quienes de forma brutal dieron puñetazos, patadas y provocaron fracturas en la madrugada del pasado día 24.

"A mi hijo le han desfigurado la cara. Le dieron golpes que podrían haber tenido consecuencias trágicas y no fue ni mucho menos el único damnificado. Hubo otras dos víctimas con lesiones graves y nos consta que dos más, con agresiones leves, no llegaron a denunciar", explicó el mismo familiar.

Reincidentes

Los afectados aseguraron que lo que más les indigna es, sin duda, que al menos dos de los tres detenidos tengan antecedentes por hechos similares. "El cabecilla de la banda, que tiene 21 años y mide más de 1,90 metros; lo había hecho en ocasiones anteriores. Algún día acabarán matando a alguien y no sabemos exactamente a qué hay que esperar para encerrarlos", dijo el progenitor ayer.

Los afectados recordaron, además, que el fin de los atacantes no era el de robar dinero en efectivo o móviles, sino exclusivamente apalear "por algún extraño placer".

Estos familiares no descartan, además, que los violentos ataques de Benicàssim puedan estar relacionados con las peleas registradas durante el primer fin de semana de las fiestas de Sant Pere en el Grau, en el que una menor de 16 años fue herida con arma blanca. "Todo parece responder a agresiones sorpresivas y sin motivo; es todo muy extraño", aseveraron.

Seis detenidos por varios altercados la misma noche

La Guardia Civil de Benicàssim ha detenido a seis personas por su implicación en diversas agresiones indiscriminadas cometidas en distintas zonas de la localidad la pasada noche de San Juan, como ya ha publicado Mediterráneo estos días. Sin embargo, solo tres de ellos (dos adultos y un menor) están relacionados con las palizas que ha recogido este periódico y han quedado en libertad con cargos para "indignación de las víctimas", mientras que los otros tres arrestados están vinculados con otro tipo de acciones delictivas.

Por lo tanto, de los siete agresores que las víctimas señalaron como autores de varias palizas entre la zona del Torreón y del Eurosol, todavía quedan cuatro por detener. Cabe recordar que la primera de sus víctimas circulaba con un patinete eléctrico cuando estas personas invadieron el carril bici y, sin mediar palabra, lo golpearon, teniendo que ser trasladado al hospital.

La segunda agresión de esta banda consistió en increpar y golpear a un varón de 18 años, a quien abordaron delante del albergue Argentina. Le dieron un puñetazo en la nuca y lo patearon hasta fracturarle el tabique nasal, como adelantó este diario.

En el tercer caso, la víctima, de 29 años, se encontró a los agresores cuando estos estaban destrozando su bicicleta. Al recriminarles esta acción, le rompieron la mandíbula. Según explicaron allegados a este diario, el afectado ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente.

Independientemente de estas palizas recogidas por este periódico, los guardias civiles detuvieron a un hombre, de 42 años, por romperle la nariz a otro dentro de un local de ocio.

Esa misma madrugada la Benemérita y la Policía Local de Benicàssim detuvieron a dos varones, de 19 y 20 años, por la comisión de varios delitos de robo con violencia en la zona de la playa. Los dos implicados, esgrimiendo botellas de cristal, amenazaban a menores para sustraerles diversos objetos.

Compartir el artículo

stats