Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenida una mujer que traía a Palma más de un kilo y medio de cocaína desde Paraguay

La acusada llevaba 150 cápsulas, once de ellas escondidas en el interior de la vagina, cuando fue interceptada en un aeropuerto

La acusada, junto a las cápsulas de droga que pretendía traer a Mallorca desde Paraguay. | SENAD

Una mujer ha sido detenida en Paraguay con más de un kilo y medio de cocaína que iba a traer a Palma. La sospechosa, de 46 años, llevaba escondidas 150 cápsulas llenas de droga, once de ellas en el interior de la vagina, cuando fue interceptada. Estaba a punto de coger un vuelo rumbo a España y su destino final era Mallorca, según informaron las autoridades paraguayas. La investigación apunta a que la acusada, que ha sido encarcelada, había sido contratada por un grupo de narcotraficantes para traer el alijo de cocaína a la isla.

El operativo antidroga fue llevado a cabo hace unas semanas por agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), el organismo encargado de la lucha contra el narcotráfico en Paraguay. Durante un control rutinario en el aeropuerto Silvio Pettirossi, una mujer levantó sus sospechas. Los investigadores la interceptaron, le pidieron la documentación y acabaron cacheándola. Enseguida comprobaron que llevaba una gran cantidad de cápsulas adheridas al cuerpo.

La acusada fue trasladada a dependencias policiales, donde fue sometida a un minucioso registro. Los policías descubrieron que llevaba en total 150 paquetes con droga. La mayoría estaban adosados con una faja y cinta americana en el pecho, los glúteos y el abdomen. Pero al verse descubierta, la sospechosa confesó que llevaba once cápsulas escondidas en el interior de su vagina. Las pruebas confirmaron que todos los envoltorios contenían cocaína.

La mujer llevaba la cocaína adherida al cuerpo con una faja y cinta americana. | SENAD

En total, la mujer transportaba 1.640 gramos de droga. Tenía un billete de avión cuyo destino, tras una escala en Madrid, era Palma. Aquí debía entregar el alijo a un clan de narcotraficantes, según las investigaciones de la Senad.

La acusada, de 46 años, es de nacionalidad uruguaya pero residente en Paraguay. Los agentes apuntan a que había sido captada por una red de narcos para transportar la droga a Mallorca a cambio de una compensación económica.

En agosto de 2021, en el mismo aeropuerto, fue interceptada otra pasajera que llevaba 2,2 kilos de cocaína en diez paquetes ocultos en el doble fondo de una maleta, cubierto con láminas de plomo para intentar no ser detectada en los controles policiales. La traficante, una joven paraguaya de 28 años, también pretendía viajar a Mallorca para entregar los estupefacientes cuando fue detenida por los investigadores de la Senad.

Compartir el artículo

stats