Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juicio

La exdirectora del IVAM Consuelo Císcar pide la nulidad del juicio al ver la instrucción "inquisitorial"

La acusada se enfrenta a seis años de prisión por comprar para el museo copias de obras de Gerardo Rueda como si fueran originales

La exdirectora del IVAM durante la vista de hoy en Valencia.

La exdirectora del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), Consuelo Císcar, y el ex director financiero del museo, Juan Carlos Lledó, han pedido la nulidad de las diligencias y del juicio contra ambos, y el hijo y heredero del artista Gerardo Rueda, por un presunto delito de malversación en la adquisición de obras presuntamente falsas del escultor ya fallecido.

El abogado de Consuelo Císcar, Juan Molpeceres, ha arremetido duramente contra la magistrada que instruyó la causa, la jueza de apoyo en el Juzgado de Instrucción 21. El letrado considera “nulas las diligencias practicadas” por “la ausencia total de rigor e imparcialidad que debe presidir la actuación de una jueza instructora”. Al mismo tiempo que criticaba “la investigación prospectiva que e inquisitoria por parte de la UDEF y la instructora, basada en elucubraciones, juicios de valor y sospechas sin base real”.

Considera "nulas las diligencias practicadas" por "la ausencia total de rigor e imparcialidad que debe presidir la actuación de una jueza instructora"

decoration

Por su parte, el letrado de Juan Carlos Lledó, Francisco de Antonio, ha pedido “el archivo inmediato de las actuaciones para Lledó ya que los hechos que se van a juzgar aquí son los mismos que ya se condenaron por sentencia el pasado mes de julio, en la que tanto Císcar como Lledó fueron condenados por conformidad tras admitir los hechos.

La Fiscalía Anticorrupción solicita seis años de prisión para la exdirectora general del IVAM, Consuelo Císcar, por la compra de las obras falsas del artista Gerardo Rueda. También pide cinco años de prisión para el exdirector financiero, Juan Carlos Lledó, y el hijo adoptivo de Rueda, José Luis Rueda. La fiscal considera que "entre 2004 y 2011 Císcar y Rueda urdieron un plan al margen de la presidencia y el Consejo Rector del IVAM, consistente en desviar parte de los fondos públicos del museo en adquirir obras de arte como si fueran originales de Gerardo Rueda Salaberry, fallecido el 25 de mayo de 1996, cuando en realidad se trataban de reproducciones póstumas con un valor muy inferior al establecido por el vendedor".

Durante su declaración, Consuelo Císcar ha insistido en que "las obras póstumas, como las de Rueda, se consideran legales, auténticas y válidas al igual que en el resto de museos del mundo". En este sentido, la exdirectora del IVAM ha defendido que era muy importante "adquirir obra de Gerardo Rueda para el IVAM porque es un referente del arte abstracto"

Compartir el artículo

stats