Miles de conductores quedaron atrapados este miércoles por la mañana en el monumental atasco que se creó en la autopista de Inca tras el accidente de un camión, que mantuvo cortada la circulación durante varias horas hasta que pudo ser retirado con una grúa de gran tonelaje. En el siniestro no se registraron heridos.

El incidente se produjo sobre las seis de la mañana, a la altura del kilómetro 12 de la autopista de Inca en el sentido hacia Palma. Según informó la Guardia Civil de Tráfico, un camión articulado sufrió el denominado «efecto tijera». La cabina frenó y el remolque se desplazó lateralmente fuera de control. En el siniestro no hubo daños personales, pero el vehículo quedó cruzado ocupando todos los carriles de circulación

El atasco se inició de inmediato y se extendió a lo largo de unos diez kilómetros y durante varias horas. Fue necesario la intervención de una grúa de gran tonelaje para sacar de allí el vehículo pesado. La operación se prolongó durante varias horas.

La Guardia Civil desvió el tráfico por recorridos alternativos, pero no pudo evitar que miles de conductores que pretendían entrar en Palma quedaran atrapados durante horas. La situación se complicó especialmente durante la hora punta de la mañana.

El accidente se produjo en una zona con la velocidad limitada a 80 kilómetros por hora desde el pasado mes de agosto, cuando volcó un camión que desparramó sobre la calzada un cargamento de aceite. Sin embargo, el siniestro de este miércoles ocurrió antes de llegar al área que resultó afectada por el vertido.

Largas colas en la autopista de Inca.

Largas colas en la autopista de Inca.

Largas colas en la autopista de Inca.