Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia dispara los delitos informáticos en Baleares

La mayoría fueron estafas bancarias

Balears es la cuarta provincia con más de ciberdelitos. | GUARDIA CIVIL

La pandemia y el teletrabajo han disparado los delitos informáticos en Balears. En las islas se denunciaron el año pasado 11.800 casos, un 38 por ciento más que en 2020, según el último Estudio sobre la Cibercriminalidad en España elaborado por el ministerio del Interior. El archipiélago es la cuarta provincia, tras Madrid, Barcelona y Valencia, donde se detectan más casos.

La mayoría de estas infracciones penales -casi el 90 por ciento, con 10.879 denuncias- fueron fraudes informáticos. En este apartado se incluyen las estafas bancarias y las cometidas con tarjetas de crédito y débito, tanto a través de Internet como de telefonía móvil. En Balears se detectaron también 465 casos de amenazas y coacciones mediante estas vías, que suponen un 4 por ciento del total. También se cometieron 169 falsificaciones informáticas y 156 accesos ilegales a sistemas tecnológicos. En este último epígrafe se incluye, por ejemplo, el secuestro de equipos informáticos, especialmente de empresas. En esta modalidad, conocida como ransomware, los delincuentes exigen el pago de importantes cantidades de dinero a cambio de liberar el equipo o no revelar secretos empresariales.

El informe revela también que en las islas se detectaron 52 delitos sexuales por medios telemáticos y 34 contra el honor.

La ciberdelincuencia aumentó también de forma considerable en el conjunto de España. En 2020 fueron detectados 287.963 incidentes, lo que supone un incremento de casi el 32 por ciento respecto al año anterior, según los datos facilitados por los diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad.

Teletrabajo y vulnerabilidad

El informe apunta a la pandemia como causa principal de este aumento. El ministerio del Interior señala que la generalización del teletrabajo ha propiciado la actividad de los ciberdelincuentes, ya que muchas organizaciones y particulares se han expuesto en Internet sin las medidas de seguridad adecuadas. A corto plazo, el informe augura que la tendencia siga al alza. El documento destaca además que este tipo de delitos tienen cada vez más peso en las cifras globales de criminalidad en España. Mientras en 2016 suponían un 4,6 por ciento del total de infracciones penales, los datos de 2020 representan ya un 16,4 por ciento.

Compartir el artículo

stats