Pánico al incendiarse un coche en una gasolinera de Llucmajor

Bombers de Mallorca actuaron con celeridad para evitar que el fuego se extendiera a los surtidores de combustible

Lorenzo Marina

Lorenzo Marina

Un incendio de un coche en una gasolinera de la carretera de Llucmajor desató a mediodía de ayer el pánico de que pudiera derivar en una potente explosión. Bombers de Mallorca sofocaron las llamas y evitaron que estas se extendieran hasta un surtidor de combustible. Mientras tanto, efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Local se encargaron de desalojar a todo el personal y a los clientes de la estación de servicio.

El incidente ocurrió sobre las doce y media del mediodía a la altura del kilómetro 16 de la MA-19 en sentido a Llucmajor. De repente, un Citroën Xsara Picasso, que se encontraba en una gasolinera empezó a arder súbitamente. Por fortuna el vehículo se encontraba apartado de los surtidores de combustible, pero de propagarse las llamas eran susceptibles de alcanzarlos.

En poco tiempo, una columna de humo negro de grandes proporciones era visible desde mucha distancia en la autopista de Llucmajor. Numerosos automovilistas se pusieron en contacto con los servicios de emergencias ante el peligro evidente que suponía el fuego a escasos metros de una gasolinera.

Tras recibir el aviso, el parque entero de Bombers de Mallorca de Llucmajor se movilizó hasta la estación de servicio, situada frente al Circuito de Carreras. Los esfuerzos de los servicios de extinción se centraron en contener el avance del fuego para impedir a toda costa que este se extendiera a los surtidores. Mientras, efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Local de Llucmajor se encargaron de desalojar la estación de servicio y de acordonar la zona para evitar que nadie se aproximara la gasolinera.

Los trabajos de los bomberos no tardaron o en dar resultado. Al poco de su llegada, consiguieron controlar el fuego. Una hora después, sobre la una y media, se declaró extinguido.