Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Operación antidroga

Un policía cae al mar en Fuerteventura en el asalto a un pesquero con 15.000 kilos de hachís

El jefe de la unidad fue rescatado tras 12 minutos entre grandes olas y de noche | Los cuatro detenidos del barco de Mongolia alegan que el arresto es ilegal

Uno de los arrestados en la operación policial.

Uno de los arrestados en la operación policial.

El narcotráfico no se detiene. Un pesquero con bandera de Mongolia que navegaba a 16 millas de Fuerteventura fue interceptado la pasada madrugada con 15 toneladas de hachís en sus bodegas, después de cargar en la costa marroquí para emprender la nueva 'ruta atlántica', que se abrió el año pasado, para sortear la presión policial del Mediterráneo. Durante el asalto al barco se produjo una situación de alto riesgo, cuando el jefe de la unidad cayó al mar en plena noche y en unas condiciones muy complicadas del mar, aunque pudo ser rescatado tras 12 minutos en el agua. Los cuatro marineros detenidos solicitaron el habeas corpus (la detención ilegal), por lo que la descarga no se pudo realizar en la Base Naval de Las Palmas de Gran Canaria ayer tarde, a la espera de una decisión judicial.

El Odyssey 227 es un barco pesquero con bandera de Mongolia. Las unidades de inteligencia marítima de Canarias y Galicia le seguían la pista desde hacía meses por sus movimientos erráticos en el mar. Pero no sería hasta hace unos días cuando se decidió acometer el asalto para comprobar si las sospechas de que se dedicaba al narcotráfico eran ciertas.

La operación, que contó con la colaboración de la Policía Nacional y Guardia Civil, se puso en marcha sobre las siete y cuarto del lunes desde Gran Canaria, activándose a 10 funcionarios para su ejecución. El pesquero de 39 metros de eslora navegaba en esos momentos a unas 16 millas con rumbo sur en paralelo a la costa de Fuerteventura.

El asalto se materializó a las 5:15 horas de la mañana de ayer, desde la patrullera Sacre de Vigilancia Aduanera de la Agencia tributaria.

Los expertos insisten siempre en que ese tipo de actuaciones implica un alto riesgo. Y este martes quedó de manifiesto, cuando el jefe de la tripulación de Presa de la patrullera Sacre intentaba tomar el barco desde la pequeña embarcación con la que hicieron la aproximación. Una ola hizo que perdiera el pie, fuera lanzado por encima de la borda cerca de la popa y cayó al agua.

En ese momento las alarmas se encendieron, ya que era de madrugada y el rescate era complicado. Las olas oscilaban entre los 2,5 y 3 metros, con vientos de fuerza 4, además de la oscuridad de la madrugada en alta mar.

"Para nosotros fue una eternidad, pero realmente fueron 12 minutos los que estuvo en el agua", señaló Carlos Moreno, jefe de Vigilancia Aduanera de Canarias. "Son operaciones complicadas por ser en un entorno hostil, y las inclemencias meteorológicas son un hándicap, y siempre estamos expuestos", explicó.

Sería el tripulante de la embarcación auxiliar el que lo localizó y lo volvió a subir, aunque ya se había activado incluso un helicóptero y se había aproximado la patrullera en su búsqueda.

La tripulación del pesquero no opuso resistencia y el propio náufrago pudo completar la operación, tal y como resaltó la delegada especial de la Agencia Tributaria en Canarias, Carmen Guillén. En cualquier caso, estaba previsto que pasara ayer tarde una revisión médica para garantizar su buen estado de salud.

Tras el abordaje, «que fue limpio», según Carmen Guillén, fueron detenidos los cuatro marineros. Entre ellos el capitán, de nacionalidad italiana, y el jefe de máquinas y marineros, de nacionalidad senegalesa. En el interior de las bodegas transportaban unas 15 toneladas de hachís.

La tripulación solicitó en ese momento el habeas corpus, esto es, un procedimiento jurídico mediante el cual comparecen inmediatamente ante el juez, para que este determine sobre la legalidad del arresto. Esta práctica es cada vez más frecuente en esta actividad delictiva, según se apuntó ayer. De ahí que nada más tocar tierra en la Base Naval fueran trasladados ante el juez. Con ello, la droga sigue bloqueada dentro de las bodegas del pesquero.

Compartir el artículo

stats