08 de diciembre de 2019
08.12.2019
Diario de Mallorca

Alberto Encinas regresa a Mallorca con su hija Olivia

El vecino de Pollença agradece los esfuerzos de la Guardia Civil para ayudarle a recuperar a su hija, ocho años después de que su madre se la llevara con ella a Polonia

08.12.2019 | 17:05

Alberto Encinas, el vecino de Pollença que ha recuperado a su hija esta semana, ocho años después de que su madre se la llevara con ella a Polonia y se negara a entregarla contraviniendo las órdenes judiciales, ha regresado a Mallorca con la menor y mañana está previsto que acuda a la Comandancia de la Guardia Civil de Palma para agradecerles todas las gestiones practicadas durante estos años.

La exmujer de Encinas, una mujer de nacionalidad polaca, se llevó a la niña hace ocho años a su país, cuando la pequeña tenía tres años, y ha permanecido fugitiva durante todo este tiempo, contraviniendo las órdenes judicial que la obligaban a devolver a la menor a su padre.

A lo largo de estos años la Guardia Civil ha practicado numerosas gestiones para localizar a la madre y a la menor. La última la semana pasada, cuando agentes del Grupo de Delitos contra las Personas viajaron a Varsovia junto al padre para entrevistarse con responsables de la Policía polaca y tratar de reactivar la búsqueda de la fugitiva.


Alberto Encinas, hace una semana, en una concentración junto a la madre de Malén Ortiz. G.B.

Estas gestiones dieron resulado, ya que el pasado jueves la Policía polaca localizó a la madre y a la menor en Katowice, una ciudad del sur del país. La mujer fue detenida y la niña, que tiene ya doce años, fue devuelta a su padre que viajó a Polonia para hacerse cargo de ella.

En declaraciones exclusivas realizadas a DIARIO de MALLORCA la semana pasada, al día siguiente de recuperar a su hija, Alberto Encinas comentó que "es un momento muy especial para nosotros, como os podéis imaginar". El padre pidió un poco de tranquilidad durante esos primeros días. "Ahora mismo tenemos otras cositas en la cabeza y estamos en silencio". Un silencio que romperá hoy para agrader a la Guardia Civil los esfuerzos realizados durante los últimos ocho años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook