07 de diciembre de 2019
07.12.2019
Diario de Mallorca

Alberto Encinas: "Estamos viviendo un momento especial"

La Policía polaca devolvió el jueves a su hija a este vecino de Pollença, tras ocho años de lucha

07.12.2019 | 00:40

"Es un momento muy especial para nosotros, como os podéis imaginar". Alberto Encinas, el vecino de Pollença que logró recuperar el jueves a su hija después de que su madre se la llevara a Polonia hace ocho años , expresó ayer de esta manera la situación que está viviendo. El padre pidió también un poco de tranquilidad ante el revuelo provocado por la noticia: "Ahora mismo tenemos otras cositas en la cabeza. Estamos en silencio, aunque creo que esta situación tampoco va a durar mucho tiempo".

De esta manera ha finalizado una pesadilla para Alberto Encinas que se ha prolongado durante ocho años. En 2011 su exmujer, de nacionalidad polaca, se llevó a su hija Olivia, que tenía entonces tres años, a su país con el pretexto de visitar a su familia. Nunca regresó a Mallorca.

Comenzó entonces una lucha en los tribunales para que la mujer devolviera a la niña a su padre, que tiene la patria potestad. Durente este tiempo Encinas ha gastado unos 60.000 euros en numerosos viajes a Polonia, pago de detectives y pleitos. Mientras tanto, la madre ha permanecido huida en su país. En 2018 apareció en una entrevista en televisión, con una peluca para disimular su aspecto. Explicó que llevaba "años ocultándose " y que contaba con la ayuda de mucha gente para vivir como una fugitiva.

Durante este tiempo, el Grupo de Delitos contra las Personas de la Guardia Civil se ha volcado en el caso. Los investigadores han viajado varias veces a Polonia junto a Alberto Encinas para entrevistarse con la Policía y tratar de reactivar las gestiones allí. La última vez fue la semana pasada, y en esta ocasión los resultados han sido inmediatos.

La Policía polaca localizó a la madre y a la menor en la localidad de Katowice, al sur del país. La mujer fue detenida en cumplimiento de una orden internacional por el secuestro de la menor. Alberto Encinas viajó de inmediato a Polonia y se hizo cargo de su hija, que tiene ya once años y a la que no había visto en los últimos ocho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook