21 de noviembre de 2019
21.11.2019
Tribunales

Juicio por conducir sin carné y causar un accidente con tres heridos en Santa Maria

La fiscalía pide seis meses de cárcel y 7.200 euros de multa para el acusado, que tras el siniestro huyó y denunció en falso el robo de su coche

21.11.2019 | 02:45

La fiscalía pide medio año de cárcel y una multa de 7.200 euros para un hombre acusado de conducir sin carné y provocar un accidente en el que tres personas resultaron heridas en Santa Maria. El sospechoso huyó del lugar tras la colisión y denunció en falso el robo de su vehículo para intentar desvincularse de lo ocurrido. El ministerio público le imputa delito de lesiones imprudentes y contra la seguridad vial. El juicio se celebrará en los próximos meses en un juzgado de Palma, después de que las partes no alcanzaran ayer un acuerdo de conformidad.

Los hechos ocurrieron en la noche del 5 de febrero de 2016, según el relato de la fiscalía. El procesado, de 40 años, conducía un vehículo pese a no tener carné ni seguro. Circulaba de forma errática por la carretera vieja de Inca y se saltó una señal de stop en el cruce con la calle Batle Andreu Bestard de Santa Maria del Camí.

El automóvil del procesado chocó de frente contra otro vehículo, en el que viajaban tres personas, que acabó estrellándose contra un pilón y una papelera. El responsable del siniestro huyó del lugar a gran velocidad, cruzando las vías del tren y apagando las luces de su coche para no ser descubierto.

Todos los ocupantes del turismo contra el que colisionó resultaron heridos y fueron trasladados a un hospital. Presentaban lesiones cervicales y diversas contusiones y precisaron rehabilitación. Tardaron más de dos meses en recuperarse. Además, su vehículo sufrió enormes daños y fue declarado siniestro total.

El ministerio público acusa también al sospechoso de haber denunciado en falso el robo de su vehículo para no ser acusado por el accidente. Tres días después del siniestro, el acusado se presentó en la Policía Local de Palma y aseguró que le habían sustraído el automóvil. Regresó a comisaría una semana más tarde para contar que lo había recuperado.

Como el procesado no tenía contratado ningún seguro, el Consorcio de Compensación tuvo que indemnizar a los tres heridos con 7.222 euros por las lesiones sufridas y 1.120 por los daños a su vehículo. También fue resarcido el Ayuntamiento de Santa Maria con 326 euros por los desperfectos en el mobiliario urbano.

El ministerio público imputa al acusado tres delitos de lesiones por imprudencia grave, por los que reclama seis meses de prisión, y otro delito contra la seguridad vial, por el que solicita una multa de 7.200 euros. Ayer se celebró una vista previa en un juzgado de lo penal, donde las partes no alcanzaron un acuerdo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook