18 de mayo de 2019
18.05.2019

La Policía cree que el hijo de Gloria Zavala huyó a Bélgica tras denunciar la desaparición

La autopsia concluye que la mujer fue víctima de un homicidio entre el viernes y el domingo de la semana pasada

18.05.2019 | 02:45

La Policía cree que el hijo de Gloria Zavala, la mujer de 53 años hallada muerta el pasado miércoles en su casa de s'Arenal, ha huido a Bélgica. La investigación apunta a que el adolescente de 16 años escapó el martes, justo después de presentar la denuncia por la desaparición de su madre y unas horas antes del hallazgo del cadáver. En su fuga podría haberle acompañado su novia, una chica de 17 años de la que no se tienen noticias desde el mismo día. La autopsia ha aclarado que la mujer fue víctima de un homicidio, pero no está claro todavía cómo murió. Los forenses sitúan su fallecimiento entre el viernes y el domingo de la semana pasada.

El Grupo de Homicidios, encargado del caso, sigue volcado en encontrar al hijo de la víctima. Los policías saben que él y su pareja reunieron dinero antes de desaparecer. Algunos indicios recabados en los últimos días apuntan a que al menos él habría logrado salir de España y llegar a Bélgica, por lo que se están llevado a cabo diversas gestiones a nivel internacional. Al mismo tiempo, la Policía rastrea los lugares por los que suelen moverse los dos menores en busca de pistas sobre su paradero.

Los investigadores están convencidos de que el hijo de Gloria Zavala está directamente relacionado con su muerte. Su huida y los resultados de la autopsia han aumentado las sospechas sobre él. Los médicos forenses han fechado el fallecimiento de la mujer entre el viernes y el domingo de la semana pasada y han concluido que es de naturaleza homicida. Zavala murió debido a una parada cardiorrespiratoria, pero no están claras todavía las circunstancias de su muerte. Inicialmente se pensó que podría haber recibido golpes en la cabeza o fue estrangulada. Pero el cadáver no presentaba lesiones externas mortales y se está a la espera de nuevas pruebas para tratar de despejar las dudas.

El hijo de Gloria habría convivido al menos dos días con el cadáver de su madre en el domicilio, según estas pesquisas. El hombre con el que compartían la vivienda se había ido de viaje, por lo que estaban solos. Según varios testigos, el viernes colocó un candado en el acceso al garaje –donde luego se encontró el cadáver oculto en un arcón y metido en bolsas– y le vieron sangrar por la nariz. Durante el fin de semana, sus vecinos escucharon fuertes ruidos y golpes a horas intempestivas. Su actitud cuando los compañeros de trabajo de Zavala empezaron a inquietarse el lunes fue esquiva y despreocupada. Y finalmente, tras presentar una denuncia el martes a primera hora de la mañana, desapareció. Le vieron marcharse de su casa de s'Arenal con una gran mochila apenas doce horas antes de que su compañero de piso regresara de su viaje y, alarmado por un fuerte olor, hallara el cadáver de la mujer.

Allegados a Zavala han explicado que la relación de la víctima con su hijo se había deteriorado, debido en parte a que a ella no le gustaba su novia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook