29 de marzo de 2019
29.03.2019

Detenida una cuidadora por malos tratos a una discapacitada en una residencia de Palma

Otros trabajadores de la residencia la sorprendieron tras oír los gritos de la víctima, a la que llamó "subnormal" e "inútil"

29.03.2019 | 13:35
Detenida una cuidadora por malos tratos a una discapacitada en una residencia de Palma

Una empleada de una residencia para personas con alta discapacidad de Palma ha sido detenida por la Policía Nacional como presunta autora de un delito de malos tratos, ya que habría propinado golpes y proferido insultos a una discapacitada a la que debía cuidar. La mujer, de 50 años, fue sorprendida en la  madrugada del miércoles por otros trabajadores tras oír los gritos de la víctima, que tuvo que recibir asistencia médica. La institución Mater Misericordiae, que gestiona la residencia, denunció al día siguiente a la presunta agresora e inició los trámites para su despido.

La Policía Nacional recibió la denuncia por estos hechos al día siguiente y procedió a la detención de las sospechosa, que quedó en libertad con cargos tras prestar declaración.

Según las investigaciones realizadas por la Unidad de Familia y Mujer (Ufam) de la Policía Nacional, los hechos habrían ocurrido en una residencia de Palma especializada en la atención a personas con alta discapacidad.

Alta discapacidad


Al parecer la víctima sufre una parálisis cerebral que le provoca una discapacidad muy elevada, por lo que se encuentra ingresada en un centro especializado.

Sobre las cinco y media de la madrugada, varios trabajadores del turno de noche acudieron a la habitacion de una de las residentes al oír que pedía auxilio a gritos mientras su cuidadora la insultaba. La trabajadora, que debía de encargarse de cambiar el pañal a una mujer con una elevada discapacidad, se había dirigido a ella con insultos como "subnormal" e "inútil".

Estas personas descubrieron que la discapacitada tenía  señales de haber recibido golpes en la cara, por lo que solicitaron la intervención de un facultativo, que la asistió de varias heridas y hematomas, aunque en principio las lesiones no revestían gravedad.

La entidad Mater Misericordiae, que gestiona la residencia, presentó al día siguiente una denuncia en la Jefatura de la Policía Nacional. La investigación recayó en la Ufam, al considerarse que los hechos constituyen un delito de malos tratos en el ámbito familiar. Ese mismo día la cuidadora, una mujer española de 50 años, era detenida. Tras prestar declaración en las dependencias judiciales, la mujer fue puesta en libertad con cargos, y deberá presentarse ante el juzgado cuando sea citada.

Al mismo tiempo, la entidad inició el proceso para despedir de forma fulminante a la mujer. Desde Mater Misericordiae mantienen que no había ningún indicio de que la mujer hubiera maltratado previamente a ninguno de los residentes, ya que en caso contrario hubiera sido  denunciada y despedida de inmediato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook