12 de julio de 2018
12.07.2018
Tribunales

Condenada a seis meses por esculpir nombres en el Castell de Bellver

La acusada se ha declarado hoy responsable de un delito contra el Patrimonio Histórico por escribir las identidades de su familia con una horquilla en una torre

12.07.2018 | 15:40
Condenada a seis meses por esculpir nombres en el Castell de Bellver

Un juzgado de Palma ha condenado hoy a seis meses de prisión a una mujer por realizar inscripciones en el Castell de Bellver el pasado verano. La sospechosa, de 64 años, ha reconocido los hechos ante la jueza y se ha conformado con la pena.

La mujer, que ha comparecido a través de videoconferencia desde Burgos, se ha declarado autora responsable de un delito contra el Patrimonio Histórico por escribir los nombres de su familia con una horquilla sobre el marés de una de las torres de la fortificación.

Además del medio año de cárcel, en concepto de responsabilidad civil la acusada tendrá que pagar una indemnización de 169 euros al ayuntamiento de Palma por los desperfectos ocasionados.

Tras admitir los cargos, la magistrada ha dictado sentencia ´in voce´ contra ella. El fallo ya es firme debido a que las partes han anunciado que no iban a recurrir la condena.

Los hechos se remontan al pasado 23 de julio de 2017, sobre las doce del mediodía, cuando la sospechosa procedió a escribir los nombres de su familia mediante la utilización de una horquilla en el Castell de Bellver, en Palma. La mujer realizó las inscripciones en la piedra de marés de una de las torres situadas en la terraza superior de la fortificación.

Según la fiscalía, la encausada raspó de forma significativa la superficie con la horquilla para grabar las letras. La edificación se encuentra incluida en el catálogo de edificios y elementos de interés histórico, artístico, arquitectónico y paisajístico de Palma, según un decreto de abril de 1949 y la Ley sobre el Patrimonio Histórico Español de 1985 que recoge la fortificación como conjunto arquitectónico con el máximo nivel de protección.

Además, el Castell de Bellver ha sido declarado como monumento nacional en virtud de un decreto de 1931 . La mujer causó desperfectos en la edificación por valor de 169 euros, según la tasación realizada a instancia del ayuntamiento de Palma. Hoy ha sido condenada por un delito contra el Patrimonio Histórico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook