12 de agosto de 2011
12.08.2011
De forma simultánea

Dos grandes incendios forestales arrasan pinares en Peguera y Artà

El fuego calcinó 30 hectáreas en el Coll d´Artà y obligó a cortar la carretera de Sant Llorenç durante cuatro horas

12.08.2011 | 08:30
Los soldados de la UME se dirigen a sus puestos para atajar el fuego de Peguera.
El fuego no dio tregua ayer en la isla. Dos grandes incendios forestales devastaron de forma simultánea amplias zonas de monte en Peguera (Calvià) y Artà. Las llamas arrasaron 30 hectáreas de pinar en el Coll d´Artà y obligaron a cortar durante cuatro horas la carretera que une este municipio con Sant Llorenç des Cardassar. La fuerza del fuego fue tan intensa que incluso cruzó dicha vía, la MA-15, pero los equipos de extinción lograron parar allí las llamas. Se trata del segundo siniestro grave del verano en la localidad, después de que otro fuego quemara casi 400 hectáreas a principios de julio.
Al mismo tiempo, en Peguera, otro incendio forestal arrasó otras 20 hectáreas en el Puig de sa Bruta. Los bomberos y las brigadas del Ibanat incrementaron sus esfuerzos y se dividieron para actuar en ambos siniestros. En el término de Calvià, varios residentes tuvieron que ser evacuados ante el temor de que las llamas cercaran sus viviendas y también se cortó el acceso a Cala Fornells para el tráfico rodado a la altura de la calle Atalaya, en Peguera. Los vehículos afectados fueron desviados por una ruta alternativa por Camp de Mar (Andratx). Además, efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se sumaron al amplio dispositivo de extinción desplegado.
El fuego de Peguera se inició ayer a la una del mediodía en el Puig de sa Bruta, detrás del hotel Valentí. Multitud de vecinos y turistas se mostraron expectantes ante las dimensiones que cobraba el incendio. Una densa columna de humo podía avistarse desde otros municipios a decenas de kilómetros.
De inmediato, se movilizaron los efectivos del Ibanat por tierra y aire, así como los Bombers de Mallorca y de Palma, Policía Local de Calvià, Policía Local de Andratx, Guardia Civil, 061, Protección Civil y Emergencias 112. Las autoridades pidieron el apoyo de la UME, aprovechando que un destacamento se hallaba en la isla, y un convoy de militares se unió a las tareas de extinción. Los trabajos continuaron toda la tarde por tierra y aire para frenar el avance de las llamas en la zona de pinar. El punto de coordinación se montó en la calle Atalaya, en Peguera, donde se cortó la circulación para acceder a Cala Fornells.

Matrimonio evacuado

Debido a la rápida propagación del fuego de grandes dimensiones, una ambulancia del 061 evacuó a un matrimonio mayor de vecinos, ya que uno de los cónyuges tenía problemas de movilidad, y los trasladó a otro domicilio de un familiar como medida preventiva. Otros residentes salieron de sus casas por su propio pie para no correr ningún tipo de peligro.
Por otro lado, el incendio de Artà empezó sobre las diez y media de la mañana y rápidamente se activó un dispositivo para sofocar el siniestro. Sesenta personas del Ibanat se desplegaron por tierra, junto con los bomberos de los parques de Alcúdia y Artà y las patrullas de la Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil. Mientras, por aire, tres helicópteros, dos avionetas y dos hidroaviones atacaban las llamas que devoraban una zona arbolada de pinos.
El fuego se inició en el Coll d´Artà, en el Puig des Tresor, cerca de la finca de s´Auma y, poco después, se adentró en el término de Sant Llorenç hacia las montañas de s´Esquerda, donde se logró contener. Sobre las dos de la tarde, el siniestro fue estabilizado y horas después quedó controlado tras quemar 30 hectáreas de pinar.
El suceso obligó a cortar durante cuatro horas, de las doce a las cuatro de la tarde, la carretera MA-15, entre Sant Llorenç y Artà, del kilómetro 58 al 65. Las llamas atravesaron la calzada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook