Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán Cumbre Vieja

Primer aniversario de la erupción en la Palma | "Queda todo por hacer"

Los políticos que están al frente del Cabildo y ayuntamientos del Valle de Aridane ‘radiografrían’ los principales problemas a los que se tienen que enfrentar cada día

Mariano Hernández Zapata (PP), presidente del Cabildo de La Palma, conversa con un platanero durante una visita a una finca del Valle de Aridane. Andrés Gutiérrez

365 días después del inicio de la erupción del volcán de Tajogaite la sensación que tienen los vecinos del Valle de Aridane es que la reconstrucción marcha a cámara lenta. El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano H. Zapata, y los alcaldes de los tres municipios arrasados por las coladas repasan el día a día de una comarca en la que "todo está por hacer". Las carencias siguen ganando la batalla a la remontada.

No hay viviendas para los afectados, las pérdidas en el sector platanero son millonarias, la emisión de gases mantiene activas varias zonas de exclusión, las ayudas llegan con retrasos, los problemas de comunicación no están resueltos... La lista de carencias en el Valle de Aridane, zona cero de la erupción del volcán de Tajogaite, es interminable un año después de la mayor catástrofe volcánica que se ha registrado en España en los últimos 50 años. Las fotografías que reflejan el paso de las coladas son apocalípticas y, en algunos casos, aproximan La Palma a un paisaje marciano dominado por la soledad y el silencio. La sensación doce meses después es que "todo aún está por hacer" y los gestores públicos no echan balones fuera.

En medio del caos hay una pregunta que resuena cada vez más: "¿Qué va a pasar con las segundas viviendas que se perdieron?"

decoration

Mariano Hernández Zapata, presidente del Cabildo de La Palma, y los alcaldes afectados chequean el día a día en un escenario donde es difícil conservar la calma e ilusionarse con voltear una realidad dantesca. Sergio Rodríguez (El Paso), Noelia García (Los Llanos de Aridane), Juan Miguel Rodríguez y David Ruiz (Tazacorte) exponen certezas y dudas en una ronda que se inicia en la Avenida Marítima de la capital palmera, concretamente, en el despacho principal del gobierno insular.

"Una herida abierta"

Muy a su pesar, Mariano H. Zapata (PP) debe ser el político [no incluido en el círculo de confianza del secretario general del PSOE y presidente del Gobierno de España] que más veces se ha reunido con Pedro Sánchez en los últimos 365 días: el líder socialista ha viajado hasta 11 veces a la Isla Bonita y sus ministros y altos cargos en una treintena de ocasiones. "Ese es un dato del que nunca voy a presumir", avanza el dirigente del Partido Popular natural de Los Llanos de Aridane.

"¿Cómo no voy a entender la angustia y la soledad de los que lo perdieron todo?"

Mariano H. Zapata - Presidente del Cabildo

decoration

Padre de un bebé que nació en abril de 2021, Hernández Zapata se atreve a decir que "estamos mejor que el día después que terminó la erupción pero lejos de conseguir la normalidad". Tomando como referencia que, según él, ha tenido que participar en la gestión de la mayor catástrofe natural que se ha desbordado en España [7.000 evacuados, 4.000 viviendas desaparecidas, 70 kilómetros de carreteras quedaron bajo las coladas y más de 350 hectáreas de plataneras fueron arrasadas], "no va a resultar fácil voltear esta situación", avisa.

Volver a conectar por carretera el norte y el sur de la Isla Bonita es, sin duda, uno de los hitos que Mariano H. Zapata quiere exaltar entre tanto pesimismo. "¿Cómo no voy a entender la angustia y la soledad de los que lo perdieron todo? Es imposible no tener empatía con las personas que vienen a contarte que lo están pasando mal", incide sin perder de vista que "somos conscientes de que hay 180 personas que siguen alojadas en un hotel porque no se ha podido resolver su problema habitacional".

Conocedor de que el "tiempo está jugando en contra de las decisiones que se toman para reconstruir el territorio arrasado por el volcán", el gestor popular no elude que "el miedo al olvido es algo que está ahí y con el que vamos a tener que convivir durante muchos años. De momento, no nos han dado la espalda", agradece no sin subrayar el hecho de que "hemos tenido que responder a una adversidad para la que no estábamos preparados; que no se contaba con un protocolo de actuación".

"Yo recibo a 30 personas diarias en mi despacho y sé las penurias por las que están pasando"

Sergio Rodríguez - Alcalde de El Paso

decoration

Admitiendo que hay jornadas en las que resulta muy complicado saber por dónde empezar [20 millones de kilos de plátanos enterrados, polígonos industriales fuera de servicio, camas turísticas desaparecidas o inutilizadas], una de las cuestiones que más ha llamado su atención es la capacidad de los mayores para sobreponerse a una situación tan dramática: "Cuando una persona de más de 70 años te dice que en el pasado ya lo perdió todo y que no queda otra que luchar por recuperar lo que ahora no está recuperas la ilusión. Necesitamos tiempo, un margen en el que podamos aprender que este tipo de golpes no se solucionan a corto plazo porque, entre otras cosas, luchamos contra factores que el ser humano no puede dominar", reitera sobre la conducta indomable que exhibió el volcán de Tajogaite durante 85 días.

La ausencia de un marco legal para actuar en situaciones tan adversas es la gran asignatura pendiente un año después

decoration

"Expectativas sin cumplir"

"Si en lugar de La Palma, esto hubiera pasado en otro lado ya se habría armado la de San Quintín" Así de duro y directo se expresa Sergio Rodríguez, alcalde de El Paso, en el momento de analizar la respuesta de los vecinos ante los retrasos que se acumulan. "La fotografía un año después es peor que la que existía en las primeras horas de la tarde del 19 de septiembre de 2021", comenta el político de Coalición Canaria. Una parte importante de su argumentario, marcado por un acento claramente pesimista, se sustenta sobre el hecho de que "hoy solo 21 familias que perdieron sus casas tienen una vivienda transitoria en la urbanización El Pinar. Las otras 36 modulares que anunciaron para entregar en el mes de septiembre puede que estén para diciembre... Lo que intento decir es que se están generando unas expectativas que luego no se cumplen", denuncia el primer edil.

Rodríguez no duda de la "buena voluntad" de los políticos que tienen que tomar decisiones a gran escala pero en su intervención deja una crítica difícil de digerir. "Los gobiernos de España y de Canarias están jugando a cansar a la gente para que al final impere una situación de conformismo que no es la más adecuada para salvar una situación caótica". El alcalde pasense, el más crítico durante el proceso de reconstrucción, no entiende cómo un año después de la erupción del volcán de Tajogaite "hay tanta gente malviviendo en el Valle de Aridane... Algún caso conozco de 15 miembros de una familia que conviven en un piso en unas condiciones lamentables", expone sin escurrir el bulto. Y es que, según él, hay cuestiones que por su gravedad se escapan del ámbito municipal. "Yo recibo a 30 personas diarias en mi despacho y sé las penurias por las que están pasando".

Evacuado de su domicilio cuando las coladas corrían en dirección al barrio de Todoque, el diputado regional de CC considera que hay que dar forma a una normativa legal que "tenga a las personas en el centro de la acción". En este sentido, no duda en decir que si "no estamos más ágiles a la hora de abordar situaciones extremas como las que hemos vivido en La Palma, las posibilidades de que se repitan los mismos errores en un futuro son bastante altas". A pesar de todo lo que se ha dicho y escrito en los últimos doce meses, Sergio Rodríguez está convencido de que algunos no han entendido la magnitud real de lo que ha sucedido en la Isla.

"Nadie estaba preparado para dar respuestas a una catástrofe tan brutal"

Noelia García - Alcaldesa de Los Llanos

decoration

Más allá de los graves problemas que colapsan la realidad del valle, lo que más le "asusta" al alcalde de El Paso es la inacción que se percibe en el Gobierno de Canarias a la hora de abordar cuestiones que tienen que ver con la seguridad de los ciudadanos. "Los daños son cuantiosos y los plazos programados para la reconstrucción van a ser largos, pero la sensación que tiene un número importante de canarios es que no hemos aprendido nada tras la erupción de La Palma".

Los ertes siguen afectando a más de 1.800 vecinos de Tazacorte que se dedicaban al sector agrícola o la manofactura del plátano

decoration

Sergio Rodríguez emplea la última parte de su intervención para censurar que, a pesar de que muchos han querido vender la gestión de esta emergencia de una manera ejemplar, no todo ha salido a la perfección. Uno de esos lunares, por citar uno de sus ejemplos, tuvo que ver con el reparto de las donaciones que hicieron los ayuntamientos. "Nosotros tomamos la iniciativa de repartir esos fondos porque se dio una situación de bloqueo insostenible: las ayudas oficiales aún estaban en el limbo y muchas familias de El Paso no tenían recursos para sobrevivir al día a día. A partir de ahí, otros decidieron repetir este guion. En ese momento actuamos en defensa de las primeras necesidades de los habitantes de El Paso y si hoy tuviera que tomar la misma decisión, no dudaría en volver a hacerlo", replica a sus detractores antes de lanzar un mensaje repleto de contundencia. "La normalidad que todos deseamos no va a regresar al Valle de Aridane hasta que seamos capaces de solucionar el problema habitacional a todas las personas que perdieron sus casas durante la erupción".

Noelia García, alcaldesa de Los Llanos de Aridane y compañera de filas de Mariano H. Zapata en el PP, no tiene un discurso diferente al de sus colegas. No necesita hacer muchos esfuerzos para reconocer que "la herida sigue abierta y que el volcán ha cambiado nuestras vidas".

Su descripción contiene un gran manto de color negro que ha partido en dos a un municipio que antes de que el volcán de Tajogaite desatara su furia "se caracterizaba por la tranquilidad de sus días, una incipiente actividad turística [Los Llanos perdió bajo las coladas alrededor de mil camas y más de dos mil siguen paralizadas por la expulsión de gases] y una alta actividad agrícola". Además, el censo de viviendas que fueron engullidas por las montañas de material volcánico se cifró en 800, de las cuales 780 eran primeras residencias. García valora cada uno de los esfuerzos realizados por otras administraciones públicas para normalizar la vida de los habitantes del valle, pero doce meses después dice que las preguntas ganan con claridad el pulso a las respuestas. "¿Qué va a pasar en la reconstrucción? ¿Quiénes se van a beneficiar de ella? ¿Cómo se compensará a las personas que perdieron su segunda vivienda, una bodega o un terreno?", enumera la integrante del Partido Popular. "Creo que ha llegado el momento de afinar un poco más", reclama.

"Hay problemas supramunicipales que no podemos afrontar"

David Ruiz Álvarez - Alcalde de Tazacorte

decoration

Teniendo claro que "nadie estaba preparado para dar respuestas a una catástrofe tan brutal", ella considera que no es fácil encontrarte a un vecino que lo ha perdido todo en el supermercado, en la tienda de la esquina o en la farmacia. Al igual que Mariano H, Zapata, destaca la rápida respuesta que se dio cuando se construyó una carretera provisional para poder conectar el norte y el sur de la Isla. "Eso se consiguió en solo 27 días, pero lo que cuesta explicar a la gente es la desesperación que sientes cuando clavas un poste de madera y en cuestión de minutos se quema la base, porque a escasos metros de la superficie la lava sigue fluyendo a una temperatura muy alta". Una de sus críticas más contundentes se centra en el problema para encontrar un alojamiento decente a las personas que lo han perdido absolutamente todo. "¿Si hemos tardado más de un año en buscar soluciones transitorias que aún no se han podido materializar, cuánto nos va a costar encontrar un remedio definitivo?", alega mirando de reojo a las 200 viviendas [modulares] que siguen en el aire dentro de los límites municipales de Los Llanos de Aridane. "El volcán no es lo más duro que me ha pasado desde que estoy en la política, es lo más duro por lo que he tenido que pasar en toda mi vida".

"Muchas incertidumbres"

Aunque hace poco que accedió a la alcaldía de la Villa de Tazacorte, David Ruiz Álvarez (Unión Bagañeta - Coalición Canaria) era teniente de alcalde del municipio por donde encontraron una salida al mar las coladas del volcán de Tajogaite. Con el 30% de su territorio oculto bajo la lava y el 60% aislado, La Bombilla, núcleo poblacional donde residen unos 300 vecinos cuya administración comparten Tazacorte y Los Llanos, continúa siendo un área de acceso restringido debido a la alta concentración de gases. "No estoy diciendo nada extraño cuando pongo las incertidumbres que tenemos un año después por delante de las certezas", sostiene Ruiz Álvarez. Una de esas verdades apunta que a día de hoy todavía existen 179 vecinos de Tazacorte que permanecen realojados en un complejo hotelero, en la casa de un familiar o incluso en autocaravanas. Las ayudas al alquiler concedidas por el gobierno municipal y la adquisición de suelo [para instalar viviendas modulares] por valor de 900.000 euros sirvieron para amortiguar un conflicto prioritario en la hoja de ruta del equipo de trabajo que ahora lidera el político adscrito a CC. "Hay problemas supramunicipales que no podemos afrontar porque ellos son los que tienen grandes presupuestos".

Más de mil camas turísticas fueron sepultadas por las coladas y casi cuatro mil están bloqueadas por la emisión de gases en el valle

decoration

Una acción impulsada por el área de Obras Públicas, Transporte y Viviendas del consejero Sebastián Franquis posibilitó la compra de un edificio, vía Visocan, para dar una solución transitoria a medio centenar de familias de El Pampillo (Tazacorte), pero las urgencias habitacionales no están resueltas. Estas ocupan un lugar prioritario en la escala de acciones que se deben acometer a corto plazo en este litoral del Valle de Aridane. "La gestión de las emociones de los vecinos que se quedaron en la calle ha sido una de las líneas de actuación en la que más hemos incidido en este año, pero ahora hay que dar soluciones a problemas globales", exige el primer edil. Buscar una mejor ordenación del territorio [un decreto que contemple la posibilidad de edificar en suelo rural], adaptada a las nuevas necesidades de los vecinos y el sector agrícola [el Cabildo palmero estudia un proyecto para dar viabilidad a una macrofinca destinada a distintos cultivos, aunque poniendo por delante al plátano], invertir en la reconstrucción de los sectores económicos más valiosos del municipio [agricultura y pesca] y trazar nuevas vías de comunicación sobre las coladas.

Hoy acaba un año marcado por la planificación de lo imposible, dominado por las ganas de recuperar en el menor tiempo posible lo que se llevó por delante el volcán de Tajogaite: pasarán muchos años antes de certificar que la normalidad ya no es una quimera.

"Las ayudas vienen con retraso"

Hace poco más de un mes cedió a David Ruiz Álvarez (Unión Bagañeta - Coalición Canaria) la alcaldía de Tazacorte, municipio que tiene sepultado bajo la lava 3,8 millones de metros cuadrados de los doce que se llevaron por delante las coladas del volcán de Tajogaite. Juan Miguel Rodríguez Acosta (NC) no esconde la gravedad de una catástrofe que supera "de largo" los límites de lo imaginable. "El 60% de nuestro territorio está aislado y otro 30% sepultado", abrevia un gestor que vio cómo nueve días después del inicio de la erupción (28 de septiembre) el magma buscaba una salida al mar a través de sus lindes municipales. El inventario de calamidades dejó una cicatriz que hoy se aprecia con toda su intensidad: 240 edificaciones sepultadas o gravemente dañadas [de las cuales 147 eran residencias habituales], más de 200 hectáreas de cultivos enterradas y 350 vecinos evacuados, que a día de hoy siguen alojados en un hotel, en el hogar de un familiar o se han acogido al programa de alquiler de viviendas promovido por el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Tazacorte. "Los técnicos municipales entregaron todos los informes de daños en febrero, pero aún no se ha podido hacer casi nada. Las ayudas vienen con retraso [hace unos días llegaron unos fondos del Estado] y hemos perdido nueve meses".


Compartir el artículo

stats