Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comunidad Valenciana

Vox exige retirar la bandera LGTBI de las Cortes valencianas y Compromís se la planta en la tribuna

Ximo Puig asegura que su Gobierno seguirá su hoja de ruta para defender los derechos del colectivo y luchar por la igualdad

Papi Robles despliega la bandera LGTBI en la tribuna de las Cortes. INFORMACIÓN

La bandera reivindicativa de los derechos del colectivo LGTBI vuelve a generar polémica en las Cortes valencianas. El Parlamento autonómico lució el pasado martes, 17 de mayo, día internacional contra la LGTBIfobia, el emblema arcoíris en su fachada para lanzar un mensaje de apoyo a este sector de la sociedad. Desde el mismo momento en que se colgó el pendón, Vox exigió su retirada, alegando que contravenía la legislación. El Gobierno autonómico no hizo ni caso. Justificó que esta acción está amparada por un acuerdo rubricado en 2016 por todos los grupos parlamentarios. Todos excepto Vox, que en aquel entonces no contaba con representación y ahora lucha para que la enseña no luzca en edificios públicos. No obstante, no solo no lo ha conseguido, sino que la síndica de Compromís, Papi Robles, la ha colgado este jueves en la mismísima tribuna del hemiciclo, para disgusto de la ultraderecha.

La diputada María de los Ángeles Criado, una de las representantes del partido de Santiago Abascal en las Cortes, ha considerado que esa "bandera de colorines" no puede colgar de la fachada del edificio de las Cortes porque eso es ilegal, tal y como ha asegurado que recogen diversas sentencias judiciales. "Usted está aquí para servir a los valencianos, no para utilizar los edificios públicos para ideologías totalitarias. En su casa cuelgue lo que le de la gana, pero no en un edificio público", le ha espetado al presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig.

Ha sido la síndica de Compromís, Papi Robles, quien momentos antes ha desplegado la bandera en la tribuna y ha cargado contra Vox por su petición de retirar la bandera de la fachada del Parlamento valenciano, algo que ha ligado con las acusaciones reiteradas de la oposición a la vicepresidenta, consellera de Igualdad y coportavoz de la coalición, Mónica Oltra.

"Que les quede bien claro: ni la bandera ni la vicepresidenta se irán mientras Compromís y el Botànic estén aquí", ha proclamado en la sesión de control.

Robles ha recordado la importancia de símbolos como esta bandera y ha acusado a los "vagos y maleantes" de Vox de pedir su retirada. Por contra, ha garantizado que mientras gobierne el tripartito (PSPV-Compromís-UP) lucirá "en todas las instituciones públicas" para decir "muy claro" al colectivo que están a su lado.

Ha mostrado así el apoyo del Botànic "a cada niño que sufre bullying, a cada persona trans que despiden por el simple hecho de expresar su identidad o a cada persona que tiene vulnerados sus derechos por el simple hecho de querer". "No nos esconderemos nunca, que no se olviden, no nos cansaremos de reivindicarlo", ha aseverado.

Frente a esta postura ha apuntado a "las personas y partidos que generan odio" y ha advertido que es más grave los que "les hacen, la cama, les acompañan y les dejan pasar", en alusión al PP por el acuerdo de gobierno con Vox en Castilla y León. Ha acusado así a los 'populares' de olvidarse de los derechos por intereses electorales, recalcando que "no son una moneda de cambio" y que "por suerte" en la Comunidad gobierna el Botànic.

Y ha relacionado la postura de la oposición con su "ataque frontal" a Oltra, pendiente del pronunciamiento del TSJCV a la petición de un juez de imputarla por el presunto encubrimiento de los abusos sexuales de su exmarido a una menor tutelada por la Generalitat. "Personas como la vicepresidenta que se partían la cara en la calle por defender los derechos LGTBI", ha subrayado.

Retrocesos en igualdad

En su respuesta, Puig ha reafirmado que el Botànic mantiene su hoja de ruta con el colectivo y ha acusado a la "derecha" de haber estado siempre en contra de cualquier avance en igualdad, en el pasado con el matrimonio homosexual y ahora con la ley del aborto. Ha advertido que los derechos "cuesta mucho arrancarlos y son débiles porque puede haber retrocesos y contrarreformas" como se ha visto en países europeos.

El presidente ha destacado, por contra, la estrategia valenciana por la igualdad LGTBI 2022-2027, centrada en generar espacios seguros, atender a las víctimas del odio y reconocer la memoria del colectivo. Se trata de un documento abierto para "avanzar hacia una sociedad que ponga fin a la discriminación", ya que ha lamentado que desgraciadamente continúan las agresiones.

Como ejemplo ha resaltado el servicio Orienta de la Conselleria de Igualdad para asesorar al colectivo, en el que "la vicepresidenta ha puesto gran empeño" hasta sumar más de 500 atenciones por LGTBIfobia desde 2019. "A los intolerantes, como decía Pedro Zerolo, hay que decirles que los homosexuales somos sus hijos, sus hermanos, sus compañeros y sus colegas de partido", ha rematado.

Compartir el artículo

stats