Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Álbum real | El grupo de Sam Peckinpah

El grupo de Sam Peckinpah. Guillem Bosch

Prohibido bromear con personas acorraladas. Perturba el semblante encallecido de los cuatro protagonistas de esta foto, el grupo de Sam Peckinpah. No van armados, probablemente, aunque desenfundan desde Marivent y le aciertan a un anciano en Abu Dabi. No pueden fiarse ni de su familia, de su familia menos que de nadie. El cuarteto no debe ampliarse ni encogerse. O se hunden los cuatro, o salen juntos a flote. De ahí que peregrinen en santa compaña a Lluc, por encima de sus religiones respectivas. Se sorprenden de su elección, repase la perplejidad reinante en la foto. Esta singularidad solo les permite cenar en restaurantes mallorquines no patrocinados por Juan Carlos I, lo cual adelgaza notoriamente las opciones y de ahí las cinturas ceñidas. Por esta breve sección han desfilado cuadros actualizados de Velázquez, Goya y Hals. Debía rematarse con los semblantes taciturnos del gótico americano de Norman Rockwell.

Compartir el artículo

stats