Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Rafael Santandreu: "La sociedad actual nos llena de necesidades inventadas"

"La vida buena, en realidad, es una vida sencilla" - "Uno puede convertirse en su propio psicólogo"

Rafael Santandreu presenta hoy en Quars ´Nada es tan terrible´. r.s.

P Hay una avalancha de manuales. ¿Por qué elegir este manual de auto-terapia y no otro?

R El libro está planteado para que uno pueda hacer una completa psicoterapia por su cuenta. Se describen la herramientas de los mejores psicólogos del mundo. Está bien ir al psicólogo pero es importante que la gente sepa que uno puede convertirse en su propio psicólogo. Mucha gente lo ha comprobado.

P ¿A quién va dirigido?

R A los que padezcan alguna forma de miedo que les afecte a su vida como hablar en público, la fobia social, el miedo a cambiar de pareja, de trabajo o a tomar decisiones. Se puede erradicar el temor y la liberación es tremenda.

P ¿Con qué predisposición hay que leer este libro?

R Con la mente abierta para cambiar el modo de ver la vida. Si uno quiere transformarse, tiene que adoptar otra filosofía de forma radical. La gente con una mentalidad muy fuerte y muy feliz tiene una mentalidad determinada. Es muy diferente. Cuando la conoces llegas a pensar que están locos. Hay que abrir la mente porque a ellos les va genial. Se requiere mucha apertura mental porque tu visión del mundo ha de cambiar radicalmente. Lo ideal es probarlo y si uno se encuentra mucho mejor, será que funciona.

P ¿Cuál es la estrategia más directa para ser una persona fuerte y feliz?

R Necesitar muy poco: sólo la comida y la bebida del día. Convertirte en una especie de monje mendicante a nivel mental, ser capaz de vivir con casi nada. La gente que aplica este método va a contracorriente de la sociedad. No se cree los valores que impone la sociedad, aunque los sigan.

P ¿Qué cualidades tiene una persona así?

R Está siempre alegre, ama a todo el mundo por su potencial, la vida le parece súper interesante porque no está perdiendo el tiempo quejándose, está sosegado pero al mismo tiempo lleno de energía.

P Pone el acento en el concepto de renuncia, ¿tan importante es renunciar para ser feliz?

R Sí porque la sociedad actual nos llena de necesidades inventadas. Y hay que darse cuenta de que la vida buena, en realidad, es una vida sencilla. ¡De hecho, hay que renunciar hasta a la vida! Porque es perfectamente posible que la pierdas esta noche. Y no pasa nada. Pondré un ejemplo. Viajo a sitios inseguros como México o Colombia. Puedo estar nervioso todo el viaje por si me atracan o me secuestran pero la manera de estar tranquilo es tomar mis precauciones pero disfrutar del viaje. Si me secuestran, es igual, he vivido lo suficiente, es la única manera de poder disfrutar de las cosas. Es hacer la renuncia mental.

P ¿Cuál es la gran enemiga de la felicidad?

R La mejor enemiga es la mega-exigencia. Decirse: "¡Debo hacerlo todo bien o ser alguien o, de lo contrario, soy un gusano!".

P ¿Y la mejor aliada?

R Decirse (y creerse) esta frase de Stephen Hawking: "Quejarse es inútil y una pérdida de tiempo. No lo pienso hacer".

P Si la sociedad vive en un sistema de valores equivocados, ¿qué valores deberían imperar?

R El equilibrio, la mesura, el contacto con la naturaleza, la humildad, la protección de la salud, la alegría, la calma, el amor fraternal, la sencillez, el juego, el arte, la colaboración, la protección profunda del medio ambiente, el silencio, la comprensión, la contemplación, la renuncia?

P Afirma que el 95% de la producción mental no sirve para nada.

R Fíjate cuando te duchas: no paran de venir cosas a la cabeza. Vives con un maniaco dentro de tu mente que no para de hablar.

P ¿Tan malo es pensar?

R Cuando es tan obsesivo y te hace estar a disgusto en cualquier lugar, sí. Mucha gente ha aprendido a acallar la mente parlanchina y: ¡qué paz!

P ¿Cómo se logra?

R Con un entreno diario. Está comprobado con estudios que funciona. Cuando uno reduce la cháchara mental, le entra sosiego y la alegría natural.

P ¿Cuál es la clave para que una persona sea más carismática?

R Darse cuenta de que todos somos esos niños de cuatro años y que, en el fondo, queremos jugar, ser felices y hacer felices a los demás. Si uno se dirige a ese niño en cada persona que ve, conectará de manera sorprendente.

P ¿Y las cinco herramientas para manejar a gente difícil?

R El amor, el humor, el surrealismo, decir que sí como a los locos y dejarle solo. Tienes que emplear, en cada ocasión, una herramienta distinta. Nunca enfrentarte a la neurosis ajena. Al menos, no en el momento álgido de la locura. Eso solo empeorará las cosas. Todos somos neuróticos de tanto en cuanto. Todos nos merecemos que nos traten con comprensión y cariño.

P ¿Cómo vencer la ansiedad anticipatoria en el trabajo?

R Hay que renunciar a lo que temas y visualizarte disfruntando haciendo la tarea. Primero es renunciar pero al mismo tiempo decirte que quieres hacer ese trabajo sin presión, solo por el hecho del disfrute. Es un trabajo mental. Debes darte cinco minutos antes de hacerlo. Cambia mucho.

P Afirma que las pérdidas nos pueden hacer más libres.

R Uno tiene que darse cuenta de que nunca ha necesitado eso que llora. Somos seres mucho más libres de lo que pensamos pero nos debemos convencer en profundidad. Hay que comerse el coco en esta dirección. Hay que convertir esta pérdida en una experiencia de liberación. Si te deja tu pareja, puedes pensar que es una desgracia pero también puedes pensar que no la necesitabas, que ahora eres libre. Se debe activar la renuncia alegre, cada pérdida es una oportunidad de ver que no lo necesitabas.

P ¿Pero en el caso de perder a un ser querido?

R En parte es esto. Uno se debe dar cuenta de que nunca ha necesitado a alguien en concreto. No es malo. Es bueno porque tienes la comunidad del resto de seres humanos para amar. A veces no gusta escuchar esto. Los padres marcaron un camino maravilloso hasta dónde puede llegar el amor. Hay que aplicar ese amor a los seres humanos. Si se mira desde este punto de vista, uno no se siente mal porque aplica el legado de amor que le han dejado sus padres. Esa pérdida no se vé como una cosa desesperante como sienten algunos que se dicen a sí mismos que esta pérdida es insustituible.

Compartir el artículo

stats