Caminar con una piedra en el zapato es muy doloroso. Y esa es la dura sensación que padecen, permanentemente, los pacientes que sufren el neuroma de Morton. 

Como explica Pilar Nieto, presidenta del Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV),

  • "El neuroma de Morton es una fibrosis que aparece alrededor del nervio digital plantar cuando pasa por las cabezas metatarsiales. Y es común que esté entre el dedo tercero y cuarto del pie, aunque podría aparecer entre otros dedos".

Este engrosamiento del nervio provoca un dolor prácticamente incapacitante que, como explica la podóloga.

"Es un dolor muy molesto porque es de tipo eléctrico, como el que podemos sentir cuando nos damos un golpe en el codo. Y esto implica que cuando aparece el dolor vaya acompañado de una reacción corporal de movimiento brusco".

Según explican los podólogos, el dolor lo provoca la inflamación que resulta del roce continuo sobre el nervio por las estructuras por las que discurre.

En algunas ocasiones, además del dolor se produce el adormecimiento o entumecimiento del pie. 

¿Qué causa el neuroma de Morton?

Abusar de los zapatos de tacón puede provocar diversas dolencias en los pies. Por ello se recomienda no utilizar calzado con más de 3 ó 4 cm de altura.

El ICOPCV subraya que el neuroma de Morton es una de las dolencias menos conocidas que están muy ligadas al uso excesivo de un calzado de punta estrecha y tacón elevado. 

Este tipo de calzado genera neuropatía (daño en los nervios) por comprensión, y hace que la parte del antepié reciba una presión exagerada.

En sus estadios iniciales hablamos de neuritis y, en momentos más crónicos, el nervio se “engrosa” y aparece el llamado Neuroma de Morton. 

Junto al abuso de un calzado inadecuado, otras causas que potencian su aparición son los dedos en garra. Esta deformación de los dedos de los pies puede llegar a comprimir el nervio y provocar el neuroma de Morton. 

También predispone a padecerlo apoyar mal el pie al caminar. En concreto, realizar más apoyo en la zona lateral del pie (sobrepronación) cargando todo el peso del cuerpo en esta zona debido a que se realiza menos descarga en el primer dedo. 

La forma más rápida y eficaz de terminar con el dolor y la inflamación que provoca el Neuroma de Morton es cambiar de calzado.

¿Cómo se trata?

Pues la forma más rápida y eficaz de terminar con el dolor y la inflamación que provoca esta patología es cambiar de calzado. 

Eliminar los tacones y los zapatos de punta estrecha de nuestro armario y optar por uno más ancho que respete el ancho natural del pie va a mejorar y mucho el dolor. 

También puede aliviarnos aplicar frio en la zona, con el fin de reducir la inflamación y realizar ejercicios para fortalecer el pie. 

El podólogo puede también considerar la utilización de plantillas especialmente realizadas para el paciente, con el fin de mejorar la pisada y evitar la sobrepronación. 

En algunos casos, ya más graves, pueden ser necesarias infiltraciones en la zona para evitar el dolor.

Y, en situaciones extremas, el podólogo puede decidir que la mejor forma de combatir el Neuroma de Morton es la cirugía.