50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Sobró Lewandowski

Lewandowski pugna con Raíllo VINCENT WEST (REUTERS)

Estaba tan seguro Xavi Hernández de que iba a ganar el partido ante el Mallorca que se permitió frivolidades como dejar en el banquillo a Pedri y jugar con dos laterales izquierdos. La realidad ha sido que el Barcelona se llevó los tres puntos, pero no como fruto de un juego avasallador, plagado de ocasiones, sino que se cimentó únicamente en el instinto asesino cara al gol de su delantero Robert Lewandowski y en la seguridad de su portero, Ter Stegen, que volvió a dejar su portal a cero, aumentando su récord de imbatibilidad en esta Liga. El Mallorca de Aguirre jugó su partido, con sus bazas habituales, defensa en bloque bajo, una lucha sin par en pos del balón y a esperar una genialidad de Muriqi o Kang in Lee. Incluso se permitió el lujo de empezar el partido jugándole de tú a tú al Barça, dándose la paradoja de que igualó en remates a los de Xavi en la primera mitad, con uno de Costa que no acabó en la red por los reflejos del portero azulgrana. La diferencia en eso que llaman efectividad de cara a gol y que es lo que decide los partidos la marcó el polaco llegado al Camp Nou, que en la primera que tuvo se inventó un trallazo que acabó en el fondo de la red. Es lo que se espera de eso que en fútbol llaman un killer. El Mallorca siguió con su plan tras el descanso y el Barça se creyó que madurando el partido llegarían más goles, pero la realidad no se pareció en nada a la que vivieron los de Aguirre en el Bernabéu. Aquí nada, ni nadie se desmoronó e incluso los locales tuvieron opciones para darle un susto a los de Xavi y privarles de esa victoria que daban por descontada. Se la llevaron gracias a un residente mallorquín, Lewandowski. Eso es jugar con ventaja.

Compartir el artículo

stats