Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Abdón acerca al Mallorca a Primera División

Un gol del artanenc en el minuto 91 da el triunfo a los bermellones, que dependerán de sí mismos para seguir en la elite tras el empate del Cádiz ante el Real Madrid - La locura se adueñó de Son Moix tras sufrir en un partido en el que los rojillos, con un planteamiento muy reservón de Aguirre, se adelantaron con el tanto de Muriqi y que el Rayo empató (2-1)

30

Real Mallorca-Rayo Vallecano: las mejores fotos del partido Manu Mielniezuk

Abdón, otra vez Abdón, volvió anoche a vestirse de héroe para acercar al Mallorca a la Primera División. Un gol del artanenc en el minuto 91, cuando todo pintaba fatal, llevó la locura a Son Moix porque le dio los tres puntos ante el Rayo Vallecano y la posibilidad de depender de sí mismo en la última jornada, ante Osasuna, para seguir en la elite (2-1). El empate del Cádiz frente al Real Madrid (1-1) en el Nuevo Mirandilla le concede una vida extra que no puede dejar escapar de ninguna manera en la última jornada. Era imperdonable que los bermellones no ganaran este encuentro frente a un adversario que no se jugaba nada, pero se empeñaron en recorrer el camino más complicado. No estuvieron nada bien, incluso a ratos muy mal, pero lo importante es que el triunfo llegó con los goles de Muriqi y Abdón.

Ya habrá tiempo de profundizar, pero da la impresión de que Aguirre podría sacar más jugo a su pizarra, su planteamiento para jugar en casa fue muy reservón. El destino, como aquel eterno 23 de junio de 2019 en la retina del mallorquinismo, le había guardado al canterano un lugar muy especial. Falta confirmarlo en El Sadar, algo que no parece fácil en un grupo que de sus últimos diez partidos como visitante ha perdido nueve, pero Abdón habrá acercado al equipo de su corazón a la Primera División, como en la mágica promoción de ascenso ante el Dépor.

El Mallorca avisó nada más empezar. Jaume Costa, muy activo, robó la pelota para servir un buen centro a Ángel, que demasiado escorado, envió la pelota fuera. Son Moix se animó con esta acción, pero todavía más cuando en el minuto cinco llegaron noticias del gol del Real Madrid en Cádiz. El estadio rugió como si fuera un gol propio con la diana de Mariano. Pero para que el plan fuera perfecto faltaba que se cumpliera una premisa, los locales se debían poner por delante. Y una gran jugada combinativa, de esas de manual, lo hizo posible en el doce. Muriqi se apoyó en Salva Sevilla, que se la pasó al omnipresente Costa a la banda izquierda. El valenciano envió un centro milimetrado directo a la cabeza del kosovar, que ahí no falló y batió a Dimitrievski. 

Un sensacional tanto que celebraron con locura, incluidos los suplentes, que saltaron al césped para abrazar a sus compañeros. Lo más difícil se había hecho, pero quedaba un mundo por delante. Entre las virtudes de la apuesta de Aguirre por los mismos que empataron en el Pizjuán, con una defensa de cinco, no figura tener el balón, que fue de los vallecanos de forma descarada. Balliu dio un buen susto con una llegada desde atrás, aunque su tiro se marchó fuera. 

30

Real Mallorca-Rayo Vallecano: las mejores fotos del partido Manu Mielniezuk

El Mallorca necesitaba más efectivos en ataque, era hasta desesperante ver que tras robar la pelota apenas había opciones de pase para hacer daño. Tenía que buscar el segundo tanto para sentenciar, pero la realidad es que el protagonismo lo tenían los visitantes, que tampoco mordían demasiado, las cosas como son. Ya le debía parecer bien este escenario al preparador mexicano, al que solo el resultado le estaba dando la razón. 

En una contra de Ángel con Raíllo, Muriqi no pudo rematar en condiciones. Fue lo más relevante de lo que quedaba en una parte en la que daba la impresión de que los rojillos podrían haber apretado mucho más, con demasiada gente atrás. Además, Sobrino había empatado el encuentro para el Cádiz, algo que alimentaba la inquietud. 

La reanudación empezó con demasiados nervios e imprecisiones. Y Falcao, tras un saque de esquina, obligó a Reina a lucirse con una buena parada tras un testarazo. El Mallorca necesitaba cambiar algo porque en un partido de este calibre es un delito jugar con fuego ante un adversario que no tenía presión. De hecho, un sector del público se quejó con algunos silbidos por esta extraña situación. Por eso no sorprendió que llegara el empate del Rayo. Pathé Ciss cabeceó a placer tras un saque de esquina e instaló el histerismo en Son Moix, que respiró aliviado cuando conoció que el Cádiz había fallado un penalti. 

Sin embargo, el problema estaba en casa. Aguirre, por fin, movió el árbol con la entrada de Dani Rodríguez y Kubo y el panorama cambió. Ahora sí que estaba obligado a buscar el segundo y quedaba media hora por delante. Es muy difícil de entender cómo precisamente el gallego, suplente por segunda vez consecutiva, envió alto un tiro cuando tenía toda la portería para él. Y el japonés, justo después, probó fortuna con un tiro que blocó el meta. Era como si para el Mallorca acabara de empezar la segunda parte, todo un delito. Eso sí, Guardiola se encargó de recordar que estaban ahí con un fuerte chut que atrapó Reina.

El Mallorca necesitaba calmarse porque sobraba precipitación, pero tampoco había tiempo que perder. Es increíble que llegaran las prisas, pero no quedaba otra que intentarlo. Ni un solo tiro en lo que se llevaba de la segunda parte, algo sin explicación. 

Hasta que nada más entrar Kang In Lee lo intentó, pero su disparo se fue alto. Y Maffeo, ya en el 85, chutó muy flojo tras una contra. Incluso Guardiola volvió a dar miedo, pero Reina estuvo en su sitio. El coreano, esta vez de falta, envió fuera una falta por muy poco. Era para desesperarse. Hasta que Abdón apareció para llevar el éxtasis colectivo al estadio. Maffeo centró y el artanenc metió la bota para colar la pelota por debajo de las piernas de Balliu, que la tocó, y superar a Dimitrievski. Y ampliar, a falta de confirmarlo en El Sadar, su lugar en la historia.

Ficha técnica

REAL MALLORCA: Reina, Maffeo, Raíllo, Valjent, Oliván, Jaume Costa (Dani Rodríguez, min. 63), Battaglia, Salva Sevilla (Kang In Lee, min. 83), Antonio Sánchez (Kubo, min. 63), Ángel (Abdón, min.74) y Muriqi.

RAYO VALLECANO: Dimitrievski, Mario Hernández (Guardiola, min. 60), Maras, Catena, Fran García, Pathé Ciss (Kevin Rodrigues, min. 74), Óscar Valentín (Mario Suárez, min. 88), Álvaro, Balliu, Nteka (Bebé, min. 60) y Falcao (Sylla, min. 88)

GOLES: 1-0: Muriqi marca de cabeza tras un centro de Costa (min.12); 1-1, Pathé Ciss anota con un testarazo tras un córner (min.59); 2-1: Abdón mete la bota y marca (min.91).

ÁRBITRO: Munuera Montero (comité andaluz). TA T. amarillas: Muriqi (min. 44), TR T. rojas: No mostró. s

Compartir el artículo

stats