Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FÚTBOL

Biel Company: "Escribir me sirvió para sacar mis sentimientos de rabia e impotencia"

El exjugador del Real Mallorca presenta en Son Moix su libro 'Persona antes que futbolista', en el que hace un repaso a su "trayectoria personal y profesional"

Biel Company, durante la presentación de su libro en Son Moix. E.G.

El exfutbolista del Real Mallorca Biel Company (Maria de la Salut, 1992) presentó ayer por la tarde en Son Moix su libro 'Persona antes que futbolista'. Un manuscrito de 220 páginas en el que hace un "repaso" a su "trayectoria personal y profesional", un libro que le ha servido "para sacar sentimientos de rabia e impotencia" y unas memorias en las que recalca, por encima de todo, "la importancia en el deporte de mantener los valores".

Durante la presentación de su autobiografía Biel estuvo acompañado por un centenar de personas, entre excompañeros, amigos y familiares. El jugador, que se despidió del fútbol la pasada temporada condicionado por las lesiones, reconoció que fue su madre quien le animó a 'desahogarse' a través de la escritura. "En ningún momento, cuando empecé a escribirlo, pensé que algún día se podría publicar. Fue mi madre quien me animó a lanzarme, me dijo que me serviría como experiencia. Poder sacar los sentimientos de rabia e impotencia que sentía en la época del descenso a Segunda B fue una manera de liberación personal y eso me ayudó", señaló Company durante la presentación.

El de Maria de la Salut ha vivido a lo largo de su trayectoria vivencias de todos los colores. Con solo 13 años aceptó una oferta del Real Madrid y en la capital Biel maduró como persona y creció a pasos agigantados: "Venía de comer sobrasada todos los días y de repente me encontraba en un colegio súper riguroso en Madrid. Fue una época muy especial. Al principio me asustaba un poco la idea de fichar por el Real Madrid. La familia me animó a pesar de tener que renunciar a mí a una temprana edad. Fue una experiencia muy bonita, pero también fue muy dura. Hubo momentos de mucha presión con solo 13, 14 o 15 años. Guardo en general un gran recuerdo. Me fui siendo un niño, pero volví a casa siendo un hombrecito".

Entre los capítulos que trata el libro, destacan los de su experiencia en la Liga chipriota y rumana. Además, Biel también habla largo y tendido de su última etapa en el Real Mallorca, cuando el equipo descendió a Segunda B: "En ese vestuario el grupo humano no tenía los valores que a mí me habían inculcado. Mi buena relación con la prensa me llegó a generar bastantes problemas entre los compañeros. Para mí también fue muy difícil aceptar la crítica, pero todo eso me hizo más fuerte. Siempre intenté tratar a todo el mundo con respeto y ponerme en la piel del resto. Viví conflictos que me hubiera gustado evitar, pero todo eso me hizo crecer".

Biel Company presentó su libro en la sala Footprint Corner del estadio de Son Moix. S.A.

Uno de los temas en los que se explayó es precisamente el de sus últimos días al frente del conjunto mallorquinista. Biel explicó que en su vida únicamente se ha negado a jugar un partido, el que debía afrontar el equipo en Son Moix con el descenso a Segunda B ya apalabrado: "Fue la única ocasión en mi vida en la que no he querido jugar un partido y me escondí, creo que con motivos más que suficientes. El año del descenso fue muy duro. Yo intentaba dar mi apoyo fuera del campo. Estuve cinco meses y medio sin jugar y el partido antes de confirmarse el descenso, me jugué con mi padre que tres de los jugadores del vestuario se iban a borrar del equipo los últimos partidos. Así fue. Entonces el entrenador me vino y me dijo que yo tenía que dar la cara los últimos encuentros. Tuve que tomar una decisión y lo hablé con mi familia. Creo que no merecía vivir eso. No sé si estaba con depresión, tampoco quería preocuparles, pero no quería que la última imagen que tuvieran mis abuelos de mí es ver a su nieto abucheado por la afición en Son Moix".

Durante la presentación, el exfutbolista estuvo acompañado por su tío y político, Biel Company, y por el actual segundo entrenador del Real Mallorca, Toni Amor, quien resaltó la importancia de encontrarte a futbolistas con valores dentro del vestuario: "La verdad es que cuando estás en un vestuario tienes que tener en cuenta que todos los jugadores tienen una historia detrás. Saber de dónde viene cada uno te ayuda a conocer mejor a la persona. Muchas veces llegando al jugador y conociendo su historia se consigue mucho más de esa persona. Al final la gente pasa por los clubes, pero al final siempre queda la persona".  

Compartir el artículo

stats