Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Malas formas con Luis García

Luis García, el miércoles en su despedida como entrenador del Mallorca.

Sí, señor Ortells, Luis García se enteró por la prensa de su destitución, por mucho que quiera hacer pasar por mentirosos a los medios de comunicación. No es razonable decir que el club lleva unos tiempos y un ritmo «y en cuanto tenemos una decisión tomada al cien por cien se le comunica». La decisión de fichar a Javier Aguirre -en la misma noche del domingo- y, por lo tanto, de destituir al técnico madrileño estaba más que tomada, por lo que hubiera sido más elegante comunicarle, el mismo martes por la mañana, que no iba a seguir independientemente de si fructificaba o no el fichaje del mexicano. Porque si no llegaba Aguirre lo hubiera hecho otro. Lo único que Ortells tenía claro es que Luis García no podía seguir en el banquillo del Mallorca. Por eso no se entiende que no se le comunicara su destitución hasta por la tarde, cuando estaba cerrado Aguirre, siendo ya un secreto a voces.

Luis García tiene motivos para sentirse dolido, como demostró en su rueda de prensa de despedida, entre lágrimas, por las formas en que se ha producido su adiós; no por el fondo, unos resultados inaceptables. Ortells pide un esfuerzo a todos, pero por favor, olvídese de la prensa, que está para informar, no para ayudar. 

Compartir el artículo

stats