Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mallorca más desconocido

Tanto con balón como sin él, los de Luis García vivieron ayer una pesadilla ante Las Palmas y realizaron su peor partido del curso u El fallo defensivo en el gol, la falta de intensidad y el bajón de rendimiento de jugadores clave lastraron al equipo

Lago Junior intenta un remate de tijera que acabó siendo anulado por fuera de juego.

Lago Junior intenta un remate de tijera que acabó siendo anulado por fuera de juego.

Si el fútbol se tratase de sensaciones, el Mallorca ofrece ahora las peores con diferencia. El año no acabó bien ya en un encuentro de feria ambulante con expulsiones y fallos por doquier. Dejó escapar el triunfo entre el barro ante el Oviedo y se despidió de la Copa tras la lotería de los once metros. Tres partidos que, si bien podrían haber acabado diferente, avisaban del peligro que estaba por llegar. Ayer ante Las Palmas alcanzó la cúspide de su mala racha y rubricó la firma a su primera crisis de resultados, que pese a todo llega en enero y con el equipo segundo en Liga, reflejo del rédito logrado hasta el momento.

La apatía fue el principal pecado ante el conjunto pío-pío. Tanto sin balón –en la primera parte llegó a solo un 30% de posesión– como sin balón, los bermellones deambularon por el terreno de juego intentando hallar una solución a su falta de fútbol. Sin intensidad en la presión, sin orgullo ante el gol encajado tras ser poco contundentes, los de Pepe Mel disfrutaron y condenaron al Mallorca a su tercera derrota del curso, todas ellas sufridas en Son Moix.

Falta de contundencia en el gol

Tres jugadores ante Araujo y ninguno fue capaz de frenarlo. El tanto de Las Palmas sobrevolaba desde hacía varios minutos Son Moix y fue en el veinte de la primera mitad cuando el delantero argentino entró desde banda izquierda. Se marchó de Sastre y, con una pared involuntaria, se plantó al borde del área. A trompicones y favorecido por los rebotes, tuvo la calma para soltar un fuerte latigazo que engañó a Reina.

Ni Raíllo, ni Valjent ni el propio lateral de Porreres fueron capaces, todos juntos en pocos metros, de frenar su avance con más contundencia.

Sin posesión y sin fútbol

Este Mallorca sufre sin el balón. El equipo se encuentra cómodo llevando la iniciativa y ayer, a excepción de los dos primeros minutos y algunos tramos de la segunda parte, estuvo a merced de Las Palmas.

La ausencia de Galarreta hizo mucho daño al equipo, que vio cómo ni Salva ni Baba fueron capaces en ningún momento de hacerse fuertes en el centro. Recuperar el balón fue una odisea, y a la hora de iniciar jugada, ante la falta de apoyos y movimientos, se recurrió o al balón en largo para que Abdón se buscase la vida o a centros laterales, ninguno de ellos rematados. La presión ofensiva no funcionó, con el equipo descolocado, y la actitud e intensidad dejaron mucho que desear, especialmente en la primera mitad.

Jugadores lejos de su nivel

En todas los equipos es normal pegar un bajón de rendimiento. Lesiones y el parón navideño tampoco han ayudado. Cufré, sustituido al descanso, vivió ayer su peor día con el Mallorca. Superado en banda por Clemente, no estuvo acertado en fase ofensiva y lleva varios encuentros lejos del nivel que mostró a su llegada. Baba ya hace mucho que dejó de ser el muro defensivo en el centro del campo y Salva parece acusar la falta de un compañero que le ayude a dirigir el juego, siendo también sustituido.

Ibra Diabaté antes que Alegría

Luis García dio entrada en el campo al canterano Ibra Diabaté antes que a Alegría, toda una declaración de intenciones del técnico y un mensaje para el director deportivo Pablo Ortells. Con Amath como extremo, el madrileño no encuentra recambios de garantías en el banquillo para Abdón y con el cambio dejó claro que espera que en el mercado de invierno, insistiendo en ello en la rueda de prensa posterior al partido, lleguen jugadores ofensivos para seguir en la pelea por el ascenso directo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats