Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión | El derecho a tener un mal partido

El Mallorca da por bueno el empate frente al Sporting

El Mallorca da por bueno el empate frente al Sporting

El Mallorca no estuvo bien ayer. Quizá eso es culpa de un Sporting que causó una gran impresión o que los jugadores bermellones no estuvieron tan inspirados como en anteriores ocasiones. O las dos cosas. Lo que es seguro es que los de Luis García Plaza tienen derecho a jugar un mal partido, por mucha rabia que dé haber dejado escapar la oportunidad de ponerse líderes. Y ni así perdieron. Hay que quedarse con esto porque, en otras etapas, este encuentro se habría perdido 0-2. Es difícil hacerlo mejor en defensa, donde el triángulo Reina-Raíllo-Valjent es una maravillosa garantía, pero en ataque el equipo puede y debe hacer más daño. Y un detalle a tener en cuenta. El mensaje directo que le envió el técnico a los delanteros Abdón y Álex Alegría, y de paso al director deportivo, Pablo Ortells. El madrileño no apostó por ninguno de los dos, ni siquiera con la ausencia del lesionado Marc Cardona. Da la impresión que este equipo solo puede elevar sustancialmente su nivel con un ‘nueve’ de referencia, con un goleador. Para eso está el mercado de invierno. Ya sabemos que la Segunda es tan dura como imprevisible, pero este es el camino adecuado para seguir soñando.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats