05 de marzo de 2019
05.03.2019
Segunda División

La complicada carrera del Mallorca al play-off

El Real Mallorca afronta el último tercio del campeonato con la obligación de ganar al menos la mitad de los partidos que quedan en juego para tener opciones de meterse en la pelea por el ascenso

05.03.2019 | 00:27
Budimir es felicitado por Salva Ruiz y Raíllo tras anotar un tanto ante el Elche

El Mallorca ha sacado la calculadora y las cuentas son claras. De los catorce partidos que quedan por delante, el conjunto bermellón debe ganar al menos la mitad si quiere tener opciones de entrar en los codiciados puestos de play-off. Así, si los bermellones calcan en el último tercio de la temporada los registros conseguidos en los dos primeros – de la jornada 1 a la 14 se sumaron 21 puntos y de la 15 a la 28, otros 21 – contarán con muchas papeletas de meterse en la pelea por el ascenso a Primera División a final de temporada.

En los últimos años, la media de puntos que han sondeado los sextos clasificados de la Segunda División – posición que da acceso a la disputa de los play-off - ha sido de 63. En la temporada 2014/15 el Zaragoza consiguió entrar con solo 61 puntos, mientras que en la 2011/12 el Córdoba necesitó 71. En la actualidad el Mallorca cuenta con 42, a falta de catorce jornadas para que finalice el campeonato. Por lo tanto, si el equipo rojillo logra ganar justo la mitad de esos partidos, siete, tendrá gran parte de los deberes hechos.

En todas estas cuentas, cabe tener en cuenta la desaparición del Reus Deportivo. La suma de un triunfo a todos sus rivales durante la segunda vuelta engrosará los números de todos los equipos, tanto en la parte baja de la tabla, para lograr la permanencia, como en la parte alta, para conseguir el ascenso.

La baza de Son Moix


La gran regularidad del Mallorca dentro de su feudo puede ser la gran baza de los de Vicente Moreno. De los 42 puntos que quedan en juego, 21 se disputarán en Son Moix. Es más, uno de esos encuentros, ante el ya malogrado conjunto catalán, contará en el cómputo del equipo rojillo como victoria (1-0), un aliciente que se suma a la gran temporada firmada por los bermellones como locales.

En este último tramo del campeonato, el conjunto bermellón espera la visita del Real Oviedo, el próximo sábado a las 16 horas, además del Zaragoza, en la jornada 31; el Rayo Majadahonda, en la 35; el Sporting de Gijón, en la 37; el Almería, en la 39 y el Granada, en la 41.

Pese a que los números acompañan, la igualdad en la Segunda División está pasando factura. Sin ir más lejos, al conjunto rojillo se le escaparon dos puntos vitales el pasado domingo en Son Moix ante un rival, el Elche, a priori inferior a los bermellones. El último tercio del campeonato se presenta apasionante, con numerosos equipos entrando en la lucha por la disputa de la sexta plaza.

En esas está el Mallorca con 42 puntos, acompañado por Cádiz (47), Oviedo (44), Almería (43) e incluso Alcorcón (41). Hasta cinco equipos están peleando en la actualidad por alcanzar ese puesto de privilegio que el conjunto bermellón lleva tantas semanas sondeando. Cinco puntos separan a los bermellones de la sexta plaza, una distancia a la que nunca se habían enfrentado a lo largo de la temporada.

En una competición tan igualada, los de Vicente Moreno deberán cuidar todos los detalles, como el golaverage particular con sus adversarios en el caso de empate a puntos. Con el Cádiz y Alcorcón lo tiene a su favor, mientras que frente al resto de equipos todavía debe enfrentarse en la segunda vuelta, aunque lo cierto es que tanto el Oviedo, esta semana, como el Almería, deben visitar la isla. Y los rojillos, en dos jornadas, viajarán a Las Palmas.

El Mallorca ha competido a un nivel mucho mayor de lo esperado en lo que va de campeonato. En la actualidad ocupa la novena posición, a solo cinco de los puestos de play-off de ascenso y con dieciocho de ventaja respecto al descenso. De seguir imponiéndose, el ahora ya banal objetivo de la permanencia resulta incluso grotesco. Un balance fabuloso y que invita al optimismo en la temporada de regreso a la Liga de Fútbol Profesional.

Los de Vicente Moreno solo han perdido ocho partidos de los 42 disputados, con once victorias y nueve empates, unos guarismos que están muy por encima de las expectativas generadas en el verano.

Un equipo goleador


Además, el equipo de Vicente Moreno es uno de los conjuntos más goleadores del campeonato. Los bermellones han logrado anotar 35 dianas en lo que va de curso y promedian 1'25 goles por partido. Se trata del sexto equipo más goleador de la división de plata del fútbol español, solo por detrás de Cádiz (38), Deportivo (37), Granada (36), Albacete (36) y Osasuna (36).

La llegada de Ante Budimir en el mercado invernal ha revolucionado la línea ofensiva. El delantero croata suma tres dianas y una asistencia en los seis partidos que lleva disputados hasta el momento y se ha convertido, sin lugar a dudas, en el referente en ataque del equipo que dirige Vicente Moreno.

En el bagaje de goles encajados, los registros del Real Mallorca también son muy positivos. Los mallorquinistas son el noveno equipo menos goleado de la categoría, con solo 25 tantos en las 28 jornadas que se llevan disputadas hasta el momento, lo que promedia 0'75 goles encajados por partido. Con menos goles en contra que el Mallorca solo se encuentran el Granada (18), el Deportivo de la Coruña (19), el Málaga (19), el Albacete (22), el Cádiz (23), el Alcorcón (23), el Osasuna (25) y el Almería (25).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!