Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Damià Sabater: "Quiero jugar competición europea, aspiro a lo máximo"

"Pepe Gálvez significó un trampolín para demostrar lo que soy como jugador. Ahí se vio al mejor Damià"

Damià Sabater posa para DIARIO de MALLORCA ayer en Son Bibiloni.

Damià Sabater posa para DIARIO de MALLORCA ayer en Son Bibiloni.

-El sábado ganaron al Oviedo jugando un mal partido. ¿Nos tenemos que conformar con eso?

-No. Lo importante era la victoria, y más en un día tan especial para el Mallorca. Pero pienso que el equipo tiene que ir a más en cuanto a juego y a nivel defensivo. Cuando marcamos nos fuimos atrás. Eso lo tenemos que trabajar y mejorarlo de cara al próximo partido.

-Jugaron 54 minutos con superioridad numérica y aún así necesitaron que el Oviedo se marcara en propia puerta para ganar. ¿Por qué les cuesta tanto?

-No lo sé. Es la presión que tenemos encima, jugar en la situación en la que estamos. Eso lo acusamos. Si tuviéramos siete u ocho puntos más tendríamos unas dinámicas mucho más positivas y jugaríamos mejor.

-Entonces es un problema de nervios.

-Se podría decir que sí. También era un día muy especial para la afición por el Centenario y el equipo no podía fallar.

-Dígame por qué tengo que creerme que el Mallorca no bajará a Segunda B.

-Porque es un club de Primera. Han llegado unas personas que han puesto un orden y una estabilidad económica. Y tenemos un equipo que se quedaría cualquier entrenador de Segunda División. Este año el equipo se quedará en Segunda y el año que viene tiene que subir a Primera.

-Esta es la tercera temporada consecutiva que el equipo acaba mirando más hacia abajo que hacia arriba

-No creo que ese sea el problema. Es verdad que eso sucede desde hace tres o cuatro años, pero es una dinámica que se tiene que superar ya para empezar a mirar hacia arriba.

-En enero el Mallorca se reforzó con seis futbolistas de ataque, pero sigue costando un mundo marcar. ¿Es un problema de jugadores o de sistema?

-Han venido muchos jugadores nuevos y nos tenemos que conocer más. Cuando eso suceda llegarán los goles y sobre todo las ocasiones.

-El año pasado descendió con el filial. Y ahora está viviendo una temporada muy difícil con el primer equipo. ¿Así se puede disfrutar del fútbol?

-Por supuesto que sí. Hace un año empezaba a jugar con el filial y en todo este tiempo me han pasado cosas impresionantes. Desgraciadamente el filial bajó, pero estoy seguro de que volverá a Segunda B. Y en verano me dieron la oportunidad de hacer la pretemporada con el primer equipo, gusté al Chapi y me quedé. Así que estoy súper contento.

-Para usted está siendo una temporada de altibajos, con muchas entradas y salidas del once.

-Sí, pero es normal. Tengo 20 años y lo raro sería que fuera el principal jugador del equipo. Tiene que haber un proceso y una adaptación. Y sobre todo aprender de los más veteranos y mejorar cada día.

-Supongo que no ayuda tener tres entrenadores en una misma campaña.

-Me ha tocado vivirlo ahora, pero de esto también se aprende. Si el Mallorca llevara una dinámica muy buena no habría sucedido así, pero esto es como en la vida; a veces te va bien y otras te va mal.

-¿Pepe Gálvez fue el entrenador que más confió en usted?

-Podríamos decirlo así. Significó un trampolín para demostrar lo que soy como jugador porque me dio la oportunidad de ser titular durante siete partidos seguidos.

-En aquellos partidos se vio al mejor Damià

-Sí, estoy de acuerdo. Además en aquel momento el equipo también jugaba más al toque. De todos modos los resultados tampoco llegaron y a veces tienes que cambiar y adaptarte a lo que te venga.

-¿Le cuesta más defender o atacar?

-Me cuesta más defender. Pero sé que en mi posición tengo que estar tanto arriba como abajo. Y tengo que mejorar tanto en ataque como en defensa.

-¿Por qué les está costando tanto aprenderse el manual de Fernando Vázquez?

-Veníamos de dos entrenadores que tocaban mucho más la pelota. Ahora queremos más intensidad y de momento los resultados están siendo favorables. Estamos sumando más puntos que en la primera vuelta. Pero bien. Está claro que todavía necesitamos siete victorias para sellar la permanencia, y en eso estamos.

-El Mallorca jugó toda la primera vuelta queriendo tocar y ser protagonista con la pelota. ¿Había jugadores para eso?

-El problema es que no fuimos efectivos. Podíamos tener el balón, pero no controlábamos el partido. Y nos llegaban una vez, como sucedió el día del Valladolid, y se llevaron los tres puntos pese a que nosotros habíamos hecho un partidazo.

-¿No ha faltado a lo largo de toda la temporada un jugador capaz de dar el último pase?

-Eso es algo que no puedo contestar. Tampoco está en mis manos.

-¿Veremos al mejor Damià el año que viene? ¿O se lo plantea como otro año de aprendizaje?

Aún soy joven, pero espero llegar a mi mejor nivel cuanto antes. Pero bien, todavía me queda mucho por aprender.

-¿Dónde se imagina dentro de cinco años?

-Ante todo me gustaría que el Mallorca estuviera en Primera. En cuanto a mí, algún día quiero jugar una competición europea. Si puede ser con el Mallorca. Ahora es difícil pensar en eso, pero quién sabe. Y si no, todo jugador tiene que aspirar a lo máximo. El que no lo haga, mejor que no practique este deporte.

Compartir el artículo

stats