Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Club

El Maccabi Haifa israelí pretende reforzarse con Michael Pereira

El francés tiene la última palabra sobre su futuro pese a que tiene contrato y Nadal cuenta con él

Michael Pereira, en el partido contra el Alavés en Son Moix.

Michael Pereira, en el partido contra el Alavés en Son Moix.

Con el arranque de junio, empiezan a esbozarse diferentes posibilidades para los futbolistas del Real Mallorca, sobre todo para los que tienen más cartel en el mercado. El Maccabi Haifa ha preguntado por Michael Pereira, futbolista con contrato en vigor con el club bermellón.

El conjunto israelí quiere dar un salto de calidad a partir de la próxima temporada y está dispuesto a hacer una inversión elevada para reforzarse con futbolistas europeos.

Este curso Pereira ha sido titular indiscutible tanto para Valeri Karpin como para Miquel Soler, y aunque no ha sido tan determinante como se esperaba -a falta de una jornada suma un gol de penalti y tres asistencias- la dirección deportiva del Maccabi considera que puede ser un jugador muy valioso en el proyecto que está construyendo.

Miquel Àngel Nadal no tiene ninguna intención de traspasarle. Apostó por el centrocampista el pasado verano y cree que la próxima temporada será un jugador muy importante en la pelea por el ascenso a Primera División. Sin embargo, el manacorí sabe que todo dependerá de la voluntad del futbolista. Y de momento eso es una incógnita.

Este año Pereira no se ha referido a su futuro. Después del descenso, hace dos campañas, siguió jugando en Primera tras firmar una cesión con el Granada. Un año después Nadal le persuadió para que se reincorporara al Mallorca y ahora que está a punto de acabar la temporada el futbolista vuelve a tener la última palabra en lo referente a su futuro, aunque siga teniendo contrato con el Mallorca.

El Maccabi ha visto videos del francés y puede ofrecerle una ficha sensiblemente más elevada que la que tiene en el Mallorca. Por contra, la liga israelí es menos competitiva que la Segunda División española.

El Mallorca dispondrá de pocos recursos para fichar talento, y con la marcha de Marco Asensio el centrocampista francés será el futbolista más desequilibrante de la plantilla. Perderle sería un trastorno para un Nadal al que este verano se le exige diseñar un proyecto ganador.

El verano será largo para Pereira y un puñado de futbolistas bermellones cuya continuidad está en duda pese a tener contrato.

Nadal lleva semanas barajando varios fichajes. La intención es reforzar la plantilla con nueve o diez futbolistas, poniendo especial atención en una defensa que se pretende reconstruir casi en su totalidad para intentar detener la sangría de goles en contra que el Mallorca sufre desde hace tres temporadas.

Compartir el artículo

stats