Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calvià

Vecinos de Calvià vila y es Capdellà se movilizan contra la protección de suelo

El gobierno de centro-izquierda asegura que «escuchará» a los dueños afectados en la fase de alegaciones

Una vista general de la localidad de Calvià vila. |

El gobierno municipal de centro-izquierda de Calvià presentó el pasado junio la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) – actualmente en exposición pública- cuya propuesta estrella es la desclasificación, es decir, la protección, de más de un millón de metros cuadrados, que dejarían de ser suelo urbano o urbanizable.

Pasadas las semanas, y tras las primeras quejas vecinales amplificadas luego a través de las redes sociales, propietarios afectados por esta decisión, sobre todo en Calvià vila y es Capdellà, han comenzado a organizarse para enfrentarse a una «expropiación encubierta», como lo argumentan algunos dueños de solares.

Los afectados, que se cuentan por decenas y entre los que hay destacados excargos socialistas, han mantenido en las últimas semanas varias reuniones para poner en común sus estrategias ante el Ayuntamiento.

Ayer por la mañana, además, una representación de la Associació d’Amics i Veïns de Calvià vila mantuvo una reunión con el teniente de alcalde de Urbanismo, Marc López (PSOE), para exponer su rechazo frontal a la desclasificación.

«No podrán hacer nada»

«Estamos en contra de que estos terrenos pasen a ser espacios libres privados, es decir, zonas verdes. Los propietarios no podrán hacer nada. Ni un porche ni una piscina... Nada», manifestó el presidente de la entidad vecinal, Pere Torrens, quien defendió la necesidad de que se supriman todos estos espacios verdes creados en suelo privado.

«Estamos en contra de que estos terrenos pasen a ser espacios libres privados, es decir, zonas verdes. Los propietarios no podrán hacer nada. Ni un porche ni una piscina... Nada»

decoration

Otra de las peticiones que realiza la asociación de vecinos es que no se dificulte más la segregación de fincas para que así los herederos puedan construirse otra casa en la propiedad familiar en un momento dado. «Si no, les estamos obligando a irse de Calvià vila y se pierde la historia familiar», apuntó Torrens.

Ante esta preocupación creciente entre propietarios de Calvià vila y es Capdellà, el gobierno municipal (formado por PSOE y Podem-Més) recordó ayer que la revisión del PGOU se encuentra aún en «exposición pública», remarcando la idea de que no es un texto cerrado.

El Consistorio explicó que, para facilitar que los vecinos pudiesen presentar alegaciones, se amplió el plazo de los 45 días hábiles preceptivos a 60 días hábiles (hasta el 10 de octubre). En todo caso, el equipo de gobierno comunicó que, en «vista de la situación», celebrará una reunión con los afectados a principios de septiembre, con la predisposición de «escuchar» a los propietarios.

«Ajustar o corregir»

«El Ayuntamiento es consciente de que en período de alegaciones habrá que ajustar o corregir algunas cosas», apuntaron fuentes municipales, que reconocieron la existencia de una «inquietud vecinal», ante la cual la administración «quiere trasladar su voluntad y predisposición clara de subsanar y resolver aspectos del planteamiento inicial que se tengan que resolver».

«El Ayuntamiento es consciente de que en período de alegaciones habrá que ajustar o corregir algunas cosas»

decoration

El nuevo PGOU fue presentado el pasado junio, después de un trabajo que se ha prolongado prácticamente durante dos legislaturas.

El Consistorio presidido por el alcalde Alfonso Rodríguez Badal señaló como «gran hito» la desclasificación de 1,2 millones de metros cuadrados de urbanos y urbanizables, «que pasarán a ser clasificados como suelo rústico protegido».

«De este modo, el 83,65% del total del territorio del término municipal de Calvià será suelo rústico, y de éste, el 98,65% será suelo rústico protegido», destacaron desde el Ayuntamiento.

Compartir el artículo

stats