Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santanyí exige a Medio Ambiente una «actuación urgente» en Mondragó

Tras en incendio que obligó a desalojar la playa de s’Amarador, el Ayuntamiento alerta del mal estado de conservación del torrente

Santanyí exige a Medio Ambiente una «actuación urgente» en Mondragó

El ayuntamiento de Santanyí insta a la conselleria de Medio Ambiente a «actuar lo más rápido posible» en el parque natural de Mondragó. Esta petición surge a raíz del incendio forestal en una sección del Torrent Roig que el sábado obligó a desalojar a más de 300 bañistas de la playa de s’Amarador y que arrasó 2.500 metros cuadrados de pinar.

En su escrito, el Consistorio recuerda que desde el temporal Gloria en enero de 2020, la zona del parque natural, incluido los bosques y los torrentes, se encuentra «en muy mal estado de conservación y de limpieza». Asimismo, alerta que es frecuente encontrar residuos y vegetación que impiden el paso del agua por el torrente.

Queja

En el escrito remitido por la alcaldesa Maria Pons al departamento de Miquel Mir queda reflejado que esta queja ya quedó patente en la última junta rectora del parque el pasado mes de octubre, cuando la primera edil ya preguntó por las actuaciones llevadas a cabo tras el temporal Gloria.

Así, la alcaldesa de Santanyí no ha dudado en enviar la solicitud a la conselleria de Medio Ambiente reclamando «una solución a esta problemática ya que la situación es ajena al Ayuntamiento» pero «se repite de manera constante». Por ello, Maria Pons insta al departamento de Mir a «actuar lo más rápido posible».

Cabe recordar que el incendio del sábado se declaró sobre las tres y media de la tarde en una zona de pinar y monte bajo, junto a la playa de s’Amarador. Al lugar se desplazaron dotaciones de los Bombers de Mallorca, el Ibanat, Guardia Civil, Policía Local de Santanyí y Protección Civil.

La proximidad del fuego llevó a los organismos de emergencia a desalojar a los cientos de personas que se encontraban en ese momento en la playa de s’Amarador. La evacuación se llevó a cabo sin ningún incidente reseñable. Al mismo tiempo, los Bombers de los parques de Llucmajor y Santanyí, y las brigadas de extinción del Ibanat iniciaron los trabajos para sofocar el fuego. En estos trabajos intervinieron también medios aéreos del Ibanat.

El incendio quedó controlado sobre las cinco y media de la tarde, tras arrasar una extensión de unos 2.500 metros cuadrados de pinar.

Compartir el artículo

stats