Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Política municipal

El alcalde de Binissalem se someterá el lunes a una cuestión de confianza

Víctor Martí recurre a esta figura para aprobar los presupuestos y las facturas extrajudiciales

El alcalde de Binissalem, Víctor Martí. J. Canut

Este lunes 2 de mayo, el equipo de gobierno de Unió per Binissalem tiene previsto presentar a pleno los nuevos presupuestos de 2022. Según explica el alcalde, Víctor Martí, aparte de que el Ayuntamiento pueda disponer de la nueva partida municipal, uno de los objetivos principales que incluyen estos nuevos presupuestos son los 729.000 euros que figuran en los mismos y los cuales corresponden a facturas extrajudiciales pendientes de pagar de los años 2019, 2020 y 2021.

Martí dice que, debido a que gobierno y oposición no han logrado llegar a un acuerdo para aprobar y pagar estas facturas de estos últimos tres años, el equipo de gobierno ha decidido crear una partida exclusiva para las mismas. En caso de no contar con los votos necesarios para que sean aprobados los presupuestos, Martí dice que volverá a someterse a una «cuestión de confianza» por parte de los partidos de la oposición, tal y como ya se hizo en septiembre de 2020. La finalidad de ello, dice Martí, es que los partidos de la oposición puedan llevar a cabo, si lo creen oportuno y llegan a un acuerdo, una moción de censura y acceder así al gobierno, o bien no llevar a cabo esta moción de censura y, automáticamente, los presupuestos quedarían aprobados, tal y como marca la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.

Martí afirma que lo que debe hacer el Consistorio es pagar a todas las empresas y proveedores a los que debe dinero. De hecho, cabe recordar que en la sesión plenaria del pasado mes de febrero una persona del pueblo, representante de una empresa afectada por estos impagos, intervino en el turno de ruegos y preguntas pidiendo a los políticos que solucionaran esta problemática. También es importante recordar que, hace unas semanas, se hizo pública una sentencia judicial que condenaba al ayuntamiento de Binissalem a pagar un total de 10.511 euros, más los intereses de demora, a la empresa de limpieza viaria que en 2018 realizó este servicio pero que no llegó a cobrar. Por otra parte, el alcalde explica que en 2021 el Ayuntamiento tuvo un superávit de 700.000 euros y que el remanente de tesorería que acumula a día de hoy asciende a los tres millones de euros.

Fira de la Pedra

El alcalde explica que dentro de los nuevos presupuestos de 2022 también figura una partida destinada a ferias y fiestas que asciende a 171.000 euros, de los cuales una parte irán destinados a la próxima Fira de la Pedra i l'Artesania, que se celebrará este último fin de semana de mayo. Será el primer evento de carácter festivo y gestión municipal que se lleve a cabo, en situación de normalidad, después de más de dos años de pandemia.

Compartir el artículo

stats