Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hallan restos humanos de época islámica en unas obras de empedrado de la calle Càrritx de Pollença

El hallazgo lo comunicó al Consell el pasado jueves el arqueólogo que controla la intervención, Jaume Deyà, con el fin de poder exhumarlos. "No entiendo la actuación del viernes del Consell", señala

Restos de una extremidad inferior hallada en la calle Càrritx de Pollença.

Nueva aparición de restos humanos islámicos en Pollença. En esta ocasión, se trata de un fragmento de extremidad inferior. Este hallazgo, ocurrido durante el control arqueológico de unas obras de empedrado y soterramiento de cableado eléctrico y canalizaciones en la calle Càrritx del municipio, pone en evidencia que la maqbara o necrópolis islámica de los siglos XII y XIII localizada en el antiguo edificio conocido como la Pescateria (en la esquina de la calle Càrritx con la calle Major) continuaba y se extendería en la calle Càrritx. «Desgraciadamente, los trabajos de acondicionamiento de la calle destruyeron en el pasado esta necrópolis. Los restos localizados, que aún se encuentran in situ, son un testimonio de este hecho», señala el arqueólogo que controla la intervención y fue nombrado por el Ayuntamiento el lunes de la semana pasada, Jaume Deyà.

El experto explicó a este diario que el martes, antes de abrir en extensión, se realizaron las catas «y no se hallaron restos humanos». El miércoles empezaron a ejecutarse los trabajos de levantamiento del asfalto y de realización de las zanjas para los tubos. «Cuando se empezó a ampliar la primera cata en dirección a la segunda, aparecieron estos restos. Me avisaron enseguida y automáticamente paré las obras. Y redacté un informe para explicar lo descubierto al Consell y solicitar una intervención sobre los restos localizados», explica Deià, que fue contactado por este diario después de hacerse público que el Consell había paralizado el viernes pasado las obras de la calle Càrritx.

«No entiendo al Consell» 

«Es un poco extraño y no comprendo la actuación del Consell porque los trabajos los paralicé yo el mismo miércoles cuando me avisaron del hallazgo», indicó el arqueólogo. «Yo mismo ordené parar la ejecución de las zanjas en esa calle», subraya el experto, que también realizará el seguimiento arqueológico de los próximos trabajos que se llevarán a cabo en la calle dels Àngels, «porque también en el pasado se encontraron restos», apunta. Una vez hallados los restos en Càrritx, se comprobó que no había otros puntos con restos similares, «y que muy ocasionalmente aparecían fragmentos cerámicos de cronología islámica».

En el informe de Deyà enviado el pasado jueves al Consell, un día antes de que la institución actuara, está documentada con fotos y explicaciones la realización de las tres catas arqueológicas citadas.

Compartir el artículo

stats