Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Laboral

Los funcionarios de Pollença protestarán por los «ataques» a sus derechos

Han convocado una concentración pacífica durante el pleno municipal previsto para el jueves

Los empleados y empleadas públicos del ayuntamiento de Pollença han organizado una concentración pacífica el próximo jueves, con motivo de la celebración del pleno de marzo, para mostrar su «rechazo a los constantes ataques» por parte del Ayuntamiento «a los derechos de sus trabajadores», de los que culpan directamente al alcalde Tomeu Cifre, al que acusan de proponer únicamente «recortes, desprecios, insultos, amenazas, incumplimientos, mentiras y discriminación de la mujer», según un comunicado remitido este martes por el sindicato CCOO.

Los trabajadores municipales tienen intención de «plantarse delante de todos y cada uno de los integrantes del equipo de gobierno, responsables por activa o pasiva de la situación que están viviendo» los empleados. También denuncian que son víctimas de la «mala fe política».

Entre sus reivindicaciones figura la reclamación del abono de la parte del suelo retenido «improcedentemente» por el Ayuntamiento durante los años 2021 y 2022 en concepto de complemento de carrera profesional. También reclaman que el personal interino «pueda ejercer su derecho a la incorporación de la carrera profesional horizontal».

Por otra parte, CCOO denuncia también la existencia de «discriminación machista» en el Ayuntamiento, institución a la que acusan de «recortar el sueldo a sus empleadas por el simple hecho de estar de licencia de maternidad», lo que califican de «lamentable».

Por su parte, el alcalde Tomeu Cifre tacha de «falsedades» las acusaciones vertidas contra él y de «difamaciones de una parte del sindicato, sobre todo de la Policía Local». El regidor de Tots per Pollença señala que «no se pueden pagar unas cantidades sin antes haber completado el procedimiento de la carrera profesional» y añade que el procedimiento aprobado en la anterior legislatura era «inviable», con complementos salariales «ilegales». 

Compartir el artículo

stats